Emprendedor,¡es hora!, El arte de empezar, PDF – Guy Kawasaky

“El arte de empezar” es un título muy bien elegido, como expresión tanto del contenido general de la obra como del espíritu y actitud que la ha inspirado.

Es un libro para leer, releer, señalar y anotar. Hay una presencia permanente de ejemplos, muchas veces derivados de la propia experiencia del autor, y por lo tanto más creíbles si cabe, que hacen muy fácil y comprensible su lectura.

Introduce, por otro lado, al final de cada capítulo temático una lista muy práctica de las preguntas más comunes sobre los mismos con su correspondiente respuesta.

Un texto pues, escrito desde las vivencias. “Guy Kawasaki” describe al emprendedor, término que incluye lo que tradicionalmente se entiende por empresarios, pero también alude a los emprendedores dentro de grandes organizaciones, emprendedores en fundaciones e instituciones sin ánimo de lucro y otro tipo de emprendedores sociales o culturales.

Diría también con rotundidad que es un libro perfectamente válido para el directivo que debe ser capaz de sacar el máximo provecho de colaboradores aptos para emprender un nuevo producto o servicio.

Sin embargo, y a pesar de todo lo dicho anteriormente, si tuviera la difícil tarea de elegir un capítulo, sería “El arte de ser una buena persona”. Probablemente el menos complejo pero el más difícil de poner en práctica.

“la sociedad se fundamenta en 3 pilares: ayudar a mucha gente, hacer lo correcto y corresponder a la sociedad: son conceptos sencillos pero difíciles de llevar a cabo” indica en otro momento el autor.

En definitiva, los emprendedores tenemos, como líderes y referentes de muchas personas, la apasionante tarea de difundir a través de nuestras actuaciones el mensaje, que se expresa de una manera sencilla y certera en este capítulo del libro.
No me cabe más que decir, ¡Manos a la obra!

Carlos López-Ibor Mayor

Anuncios

Como por arte de magia, Piense y hágase rico, PDF – Napoleón Hill

Todos anhelamos ser triunfadores, obtener grandes beneficios en esta vida, ver realizados nuestros sueños, el primer requisito que se debe cumplir para dicho fin es ser “humildes”, hacer de cuenta que no sabemos nada y aceptar consejos y sugerencias, de lo contrario muy complicado.

Riquezas, Clásico de la motivación. Pensamientos de riquezas

Esta obra fue diseñada para arrastrar al triunfo, entendido no sólo como triunfo económico, sino, sobre todo, como logro de esta íntima satisfacción que permite el equilibrio personal y que significa la base de las empresas más comprometidas y más deseadas.

Este libro “Piense y hágase rico” de “Napoleón Hill” contiene ese secreto, puesto a prueba por centenares de personas de casi todas las clases sociales.

Fue idea del señor Carnegie que esta fórmula mágica, que le proporcionó una fortuna estupenda, debía ponerse al alcance de la gente que no tiene tiempo para investigar cómo ganan los hombres el dinero.

Él opinaba que la fórmula debía enseñarse en todas las escuelas y universidades públicas, y expresaba la opinión de que, si fuese enseñada de forma adecuada, revolucionaría el sistema educativo hasta tal punto que el tiempo que pasamos en la escuela se vería reducido a menos de la mitad.

La riqueza, la realización personal, están al alcance de todas aquellas personas que lo desean; basta simplemente con desvelar un secreto, el secreto del éxito. Y para ello sencillamente hay que querer, estar dispuesto a desvelarlo.

Napoleón Hill aprendió del famoso industrial, filántropo y escritor “Dale Carnegie” este secreto del éxito. Él lo que hizo y resulta una tarea importante es, primero, sistematizarlo; después, hacerlo accesible a cualquier persona de cualquier clase social.

Napoleón Hill es en la actualidad el autor de autoayuda y superación más prestigioso de todo el mundo. Gracias a sus aleccionadoras palabras, cientos de miles de personas corrientes se han sentido motivadas para convertirse en millonarias.