Reflexiones, Budhismo

El camino que lleva a la felicidad está lleno de distractores. No es posible hallar la luz que ilumina nuestra conciencia, sino es anhelada.

En el mundo abundan las filosofías y los principios religiosos, que en su mayoría no conducen a nada, porque están cargados de materialismo.

Dentro de cada persona debe nacer el ardiente deseo de hacer lo recto, así esa luz lo encontrara a él.

Podemos decir que el mensaje espiritual de Budha gira en torno a la compasión, la benevolencia, el amor hacia todas las criaturas y la comprensión.

Todo marcha unido a un fervoroso anhelo de alcanzar el estado de despertar espiritual o Iluminación, llamado “Nirvana”, lo cual, en esencia es lo que en otras Religiones recibe el nombre de “Unión con Dios” o Liberación.

Ese Supremo Estado que ha sido el objeto de la vida de innumerables
sabios y santos de las más diversas Tradiciones y Filosofías a lo largo y ancho del mundo– es el mismo al que nos conducen las enseñanzas de Budha.

Nos dice Budha que este mundo en el cual vivimos posee una dolorosa
característica: su impermanencia. Todo en él cambia y se diluye como arena seca entre las palmas de nuestras manos.

No es posible retenerlo, porque el paso del tiempo es inexorable y afecta por igual a todas las criaturas. Esta es llamada la Primera Noble Verdad: la existencia del dolor.

Este es, en fin, un libro sobre una particular filosofía de la vida, que puede resumirse así: tus temores son una cárcel que limita el alcance de tus actos. Entre menos temas, más poder tendrás, y vivirás más plenamente.

En un principio el miedo fue una emoción simple y básica del animal humano. Frente a algo sobrecogedor la amenaza de muerte inminente en forma de guerras, plagas y desastres naturales, sentíamos miedo.

Como en los demás animales, en nosotros esta emoción cumplía un papel protector: nos permitía advertir un peligro y alejarnos a tiempo de él. Pero en nuestro caso también servía para algo positivo: recordar la fuente de esa amenaza y protegernos mejor la próxima vez.

La civilización se derivó de esta aptitud para prever y prevenir los peligros del entorno. También fue por miedo que desarrollamos la religión y varios sistemas de creencias, para darnos consuelo.

El miedo es la emoción más fuerte y antigua conocida por el ser humano, algo profundamente inscrito en nuestro sistema nervioso y nuestro subconsciente.

Religión, DIOS, Teología

La teología da la impresión de ser oscura y abstracta, pero la historia de Dios ha sido apasionada e intensa. A diferencia de algunas otras ideas acerca de lo esencial, se ha visto acompañada en
sus orígenes por luchas y tensiones angustiosas.

Los profetas de Israel experimentaron a su Dios como un dolor físico que les arrancaba to dos sus miembros y los llenaba de furia y de alegría. A menudo los
monoteístas tenían experiencia de esa realidad a la que llamaban Dios en situaciones extremas: cumbres de los montes, tinieblas, desolación, crucifixión y terror.

La experiencia occidental de Dios parecía particularmente traumática. ¿Cuál era la razón de esta tensión intrínseca?
Otros monoteístas hablaron de luz y transfiguración. Usaron imágenes
muy atrevidas para expresar la complejidad de la realidad que experimentaban, que iba mucho más allá de la teología ortodoxa. Recientemente ha crecido el interés por la mitología; esto podría indicar un deseo muy difundido de una expresión más imaginativa de la verdad
religiosa.

¡El titulo del libro es bastante llamativo!. Trascender a estados espirituales elevados supondría estar por encima del bien y del mal, y conociendo a nuestro propio ser hallaremos la verdad, aquella que palpita en el universo por que es vida…

Encontrar la verdad, Mujeres, Filosofía

Suponiendo que la verdad sea una mujer, ¿cómo?, ¿no está justificada la sospecha de que todos los filósofos, en la medida en que han sido dogmáticos, han entendido poco de mujeres?, ¿de que la estremecedora seriedad, la torpe insistencia con que hasta ahora han solido acercarse a la verdad eran medios inhábiles e ineptos para conquistar los favores
precisamente de una hembra?

Lo cierto es que la verdad no se ha dejado conquistar: y hoy toda especie de dogmática está ahí en pie, con una actitud de aflicción y desánimo. ¡Si es que en absoluto permanece en pie! Pues burlones hay que afirman que ha caído, que toda dogmática yace por el suelo, incluso que toda dogmática se encuentra en las últimas.

Friedrich Wilhelm Nietzsche: fue un filósofo, poeta, músico y filólogo alemán, considerado uno de los pensadores contemporáneos más influyentes del siglo XIX.

Realizó una crítica exhaustiva de la cultura, la religión y la filosofía
occidental, mediante la genealogía de los conceptos que las integran,
basada en el análisis de las actitudes morales (positivas y negativas) hacia la vida.

Este trabajo afectó profundamente a generaciones posteriores de teólogos, antropólogos, filósofos, sociólogos, psicólogos, politólogos, historiadores, poetas, novelistas y dramaturgos.

Meditó sobre las consecuencias del triunfo del secularismo de la Ilustración, expresada en su observación «Dios ha muerto», de una manera que determinó la agenda de muchos de los intelectuales más célebres después de su muerte.

Gratitud, Sanidad del alma, Sanidad espiritual

Existen algunas virtudes maestras que pueden ayudarte a transformar para bien tu vida y lograr que esta transformación sea para siempre.

La GRATITUD es una de esas virtudes que están en la cumbre de los
valores y hábitos humanos, porque al vivirla con intensidad agilizas la
sanación de tu sistema emocional, te reconectas con tu Yo Interior o Yo
Espiritual y logras grandes mejoras en la relación con tus padres, pareja,
hijos, amigos, colegas y, sobre todo, contigo mismo.

La GRATITUD es una de las grandes virtudes porque al agradecer aceptas la valiosa oportunidad de vincularte emocionalmente con otras personas. Cuando vives y sirves de corazón y cultivas poderosos sentimientos de GRATITUD, siembras semillas de amor, que tarde o temprano florecerán.

Siempre recuerda esto: culpar a alguien es una forma baja de mantener atada a otra persona a ti, pues esta actitud manifiesta tu deseo inconsciente de controlar al otro…

Quien tiene un corazón dispuesto para DIOS, encontrara y entenderá el conocimiento. Existe una batalla entre las diferentes religiones del mundo, cada una y a su manera, tratan de hacer creer que tienen LA RAZÓN; ¡están equivocados! el orgullo, y el materialismo los ha llevado a estar lejos de la verdad.

Hay varias religiones y sistemas de filosofía que pretenden dotar de significado a la vida humana. Pero sufren de algunas limitaciones inherentes.

Expresan en palabras finas sus creencias e ideologías
tradicionales, teológicas o filosóficas. Sin embargo, más pronto o más tarde, los creyentes descubren el limitado alcance del significado y de la aplicabilidad de esas palabras.

Acaban desilusionados y tienden a abandonar los sistemas, de la misma manera en que se abandonan las teorías científicas, cuando son cuestionadas por demasiados datos empíricos contradictorios.

Cuando un sistema de interpretación espiritual llega a ser poco convincente y no es capaz de ser justificado racionalmente, muchas gentes se permiten ser convertidos a algún otro sistema. Al poco tiempo, no obstante, encuentran también limitaciones y contradicciones en el otro sistema.

En la búsqueda infructuosa de aceptación y rechazo, lo que les queda es sólo el escepticismo y el agnosticismo, lo que les conduce a una manera de vivir insensata, inmersos en las ventajas groseras de la vida consumiendo sólo bienes materiales.

Douwe Tiemersma.

Un cristiano debe dar buen ejemplo; el AMOR que le proclama a DIOS debe ser coherente con su manera de vivir, con su buen testimonio. El matrimonio es un compromiso muy grande; ante DIOS y ante los demás.

Hoy en día matrimonio es menospreciado, tanto así que se escuchan palabras como: “lo mejor del matrimonio es el divorcio” y también: antes de casarnos vivamos un tiempo juntos para ver si nos entendemos, ¡que triste es escuchar tales palabras!.

El consejo bíblico en contra del sexo prematrimonial es un buen
consejo para todos: para los que experimentan el dolor de desobedecer los planes de Dios y para los que resultan bendecidos por obedecerlos.

Su plan de que nos mantengamos puros antes del matrimonio es el mejor plan. Es una cobertura de protección. Es importante tener la convicción de que el matrimonio en el cual han ingresado es para siempre.

Cultiven la amistad entre ustedes. Entonces, al resistir juntos las tormentas, tendrán más fuerza para perseverar.

¡Que nuestro espíritu vuele, mundos desconocidos nos esperan!. El arte de escribir lo que se ve “imaginariamente” es dado como bendición a unos pocos; ¿méritos? ¡la respuesta la tiene el amo y señor de las almas! quizá un día nuestro corazón se llene de argumentos, y así convencerlo de que nos permita también disfrutar de la grandeza de un corazón inspirado…

Mundo interno, Sueños

En los momentos de ensoñación o de nostalgia, todos hemos pensado, al menos una vez, que la vida verdadera esta en otra parte, en una tierra extraña donde los frutos son más dulces, el agua más pura, la luz más ligera: ahí, los hombres, las bestias y las cosas coinciden en un mismo lugar, a una misma hora, por fin reconciliados.

Uno de los mayores poetas del siglo XX le ha dado nombre a ese país imaginario: “el territorio interior”. Este libro es un recorrido por esa geografía maravillosa. Como un nuevo Virgilio, Bonnefoy nos conduce por el arte toscano del Renacimiento.

Porque al leer este libro habremos aprendido que el sueño, como nosotros, es mortal, y que comparte nuestra fragilidad y nuestro destino. Que el río en su cauce, la simple yerba, el jazmín, los olivos, el asfódelo, la cima inalcanzable de la montaña, la tierra que pisamos, son nuestro único reino perdurable.

Las palabras de este volumen son la llave de ese reino oculto: quien las lea, abrirá las puertas de un territorio interior, secreto, donde el fruto y los labios, la vida duradera y la vida del polvo, la realidad y el sueño, han pactado una momentánea reconciliación.

Meditacion, Esoterismo, Religión

“Metaforas religiosas y su interpretacion”

A Joseph Campbell le gustaba hacer la pregunta de Schopenhauer, que puede leerse en su ensayo Sobre los fundamentos de la moral: ¿Cómo es posible que un sufrimiento que no sufro yo, ni me concierne, me afecte inmediatamente como si fuera mío, y con tal fuerza que me lleva a la acción?

Esto es algo realmente misterioso, algo para lo cual la razón no puede dar explicación, y para lo que no puede hallarse fundamento en la experiencia práctica. No es algo desconocido ni siquiera para el egoísta de corazón más duro.

Aparecen ejemplos todos los días ante nuestros ojos de respuestas de este tipo, instantáneas, sin reflexión, de una persona ayudando a otra, yendo en su auxilio, aún poniendo su propia vida en claro peligro por alguien a quien ve por primera vez, sin tener en mente nada más que la necesidad del otro y el peligro que corre su vida…

La respuesta de Schopenhauer, que a Campbell le gustaba hacer suya, era que la reacción y respuesta inmediata representaba la emergencia de una revelación metafísica que nada expresa mejor que la frase “Tú eres eso”.
.