Tres son ayuda, poemas para que te motives, no te rindas

Empezar algo y llevarlo a feliz término no es fácil, todo implica esfuerzo y dedicación, no hay que sentirse fracasado ni frustrado, pues son muchas las personas que han alcanzado el éxito, aun teniendo más de 40 años. una frase poderosa dice lo siguiente“todo es posible si puedes creer” así que, adelante…

“No te rindas”


No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños

Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Mario Benedetti.

No te rindas

Cuando las cosas vayan mal, como a veces irán.
Cuando el camino que transites se ponga cuesta arriba.
Cuando los fondos sean escasos y elevadas las deudas.
Cuando quisieras sonreír, pero sólo te salgan los suspiros.
O cuando la preocupación te deprima el ánimo,
descansa, si debes descansar, pero ¡nunca te rindas!
La vida es una mezcla de giros y vueltas,
como todos sabemos.
Muchos fracasan por completo,
cuando podían haber triunfado, si hubiesen aguantado.
El éxito es la otra cara del fracaso.
El tinte plateado de las nubes de la duda.
Nunca sabrás lo cerca que estás del éxito.
Puede que estés muy cerca
aunque parezca muy lejano.
Por eso persiste en la lucha, cuando seas más fuertemente golpeado.
Cuando las cosas vayan peor, es cuando ¡no deberás rendirte!

Anónimo.

Si…
Si puedes mantener la cabeza cuando todo a tu alrededor
pierde la suya y te culpan por ello;
Si puedes confiar en ti mismo cuando todos dudan de ti,
pero admites también sus dudas;
Si puedes esperar sin cansarte en la espera,
o, siendo engañado, no pagar con mentiras,
o, siendo odiado, no dar lugar al odio,
y sin embargo no parecer demasiado bueno, ni hablar demasiado sabiamente;

Si puedes soñar y no hacer de los sueños tu maestro;
Si puedes pensar y no hacer de los pensamientos tu objetivo;
Si puedes encontrarte con el triunfo y el desastre
y tratar a esos dos impostores exactamente igual,
Si puedes soportar oír la verdad que has dicho
retorcida por malvados para hacer una trampa para tontos,
O ver rotas las cosas que has puesto en tu vida
y agacharte y reconstruirlas con herramientas desgastadas;

Si puedes hacer un montón con todas tus ganancias
y arriesgarlo a un golpe de azar,
y perder, y empezar de nuevo desde el principio
y no decir nunca una palabra acerca de tu pérdida;
Si puedes forzar tu corazón y nervios y tendones
para jugar tu turno mucho tiempo después de que se hayan gastado
y así mantenerte cuando no queda nada dentro de ti
excepto la Voluntad que les dice: “¡Resistid!”

Si puedes hablar con multitudes y mantener tu virtud
o pasear con reyes y no perder el sentido común;
Si ni los enemigos ni los queridos amigos pueden herirte;
Si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado;
Si puedes llenar el minuto inolvidable
con un recorrido de sesenta valiosos segundos.
Tuya es la Tierra y todo lo que contiene,
y lo que es más ¡serás un Hombre, hijo mío!

Rudyard Kipling.

Anuncios

Regalando soles, Entre soles y sombras, PDF – Gustavo Tisocco

“Hoy me gusta la vida mucho menos, pero siempre me gusta vivir: ya lo decía. Casi toqué la parte de mi todo y me contuve con un tiro en la lengua detrás de mi paladar” César Vallejo

Poesía, Literatura

Prólogo

Quien se acerque a este libro tendrá la oportunidad de asistir a una experiencia única. Porque habrá que hundirse en estos poemas, compartir su interioridad tan deslumbrante como inquietante, tan abismal como desgarrada, tan ardiente como certera. Ese es el desafío que nos propone el autor, quien se mantiene entre soles y sombras, en permanente estado de alerta, para reflejar/recobrar los sentidos, los
deseos, los sueños, las emociones, las injusticias…

Los epígrafes elegidos por “Gustavo Tisocco” son los más acertados para introducirnos al verdadero clima de tensión que se instala en los poemas de este libro. Por un lado, el menosprecio de una vida pero que vale la pena ser vivida (¿sufrida?), y, por otro, el sentido de la vida que de pronto irrumpe en la inmensa soledad del hombre.

Despliega su voz para ser libre y así desnudar su garganta para dejar de ser vacío, nada, nostalgia, destierro, incompletud. Podríamos decir que a partir de ese momento se inicia un peregrinaje que tiene la característica de convertirse en una experiencia del límite, pero no en el sentido de abismo o fin, sino de alcanzar o al menos intentar sentirse “silencio de sol”.

Estos “poemas” revelan una búsqueda, un encantamiento aunque a veces la voz se torne desesperada, suplicante, huérfana, desafiante. Son poemas que emergen de lo más hondo del espíritu. Tienen la lucidez propia de quien vive intensa y apasionadamente, aunque descubra a su alrededor el horror, la injusticia, la hipocresía, la muerte. “Develar el misterio/ de vivir sin tregua”, afirma el poeta.

A través de estos poemas Gustavo Tisocco llega a ser lo que es parafraseando a Píndaro llega a ser lo que eres. Así se expresa lo poético en él, como si se tratara de la dimensión de lo que es genuino, real, verdadero y, por qué no, sagrado.

Abordaremos una poesía que es presencia expresiva de una existencia. Expuesta y nombrada ante todo. Alguna vez el poeta Edgar Bayley se empeñaba en saber si el sí mismo del poeta está presente en su poema.
En el caso de Gustavo Tisocco eso que tanto le obsesionaba a Bayley, se cumple.

Pablo Montanaro.

Memorias de un grande, Paraíso a la deriva, PDF – Facundo Cabral

Escuchar a “Facundo Cabral” es muy agradable; adicional al texto les dejo un audio con hermosos Pensamientos y Reflexiones.

Cantautor (compositor, músico, dibujante, orador, entre otras expresiones artísticas y culturales), redactó líneas con tenor literario. Esto se puede explicar, además de la capacidad de Cabral para escribir, por sus diversas y múltiples lecturas, que van desde Shakespeare a Borges, pasando por Walt Whitman y Schopenhauer, hasta Henry Miller y García Márquez.

Estos autores, entre todo un espectro de grandes escritores, le proporcionaron una completa nutrición literaria, estimulando sus inquietudes de voraz lector y marcando fuertemente su tinta. “Paraíso a la deriva”, si bien es ofrecido como un libro de memorias, no es solamente un recorrido en el amplio margen de la vida de este creador argentino.

Facundo Cabral dio rienda suelta a sus vivencias y las matizó con sus deseos, una mixtura que fecundó un libro de notable calidad, entretenido y de alcance incluso informativo. Como él mismo manifestó, “este libro es como una herencia al mundo, porque lo escribí poco después de que los médicos me diagnosticaran tres meses de vida”. Cabral superó esa dura prueba y siguió viviendo para crear, tanto en la música como en la escritura, obras de belleza artística y profundidad espiritual. (Nando Váccaro)

Murió en un infortunado incidente pero dejó una huella imborrable en nuestros corazones, Gracias “Facundo Cabral” por tu valioso aporte a la humanidad.

Corazón hecho poesía, El amor, las mujeres y la vida, PDF – Mario Benedetti

Poesia, grandes poetas, poesías de amor

¡Es una mañana tranquila! el sol sale tímidamente entre un montón de nubes grises, muchas personas comentan; seguramente más tarde lloverá, otra vez tendremos un caos total, que pereza este clima. Entre tanto pienso, el dia esta especial para leer un libro de poesía. Entró a la internet y que sorpresa, ¡encuentro esta joya! “El amor, las mujeres y la vida”.

Una selección de poemas, considerados como los mejores del gran poeta “Mario Benedetti”, donde vuelca su concepción de la vida: el amor como compensación de la muerte se levanta en sus versos lleno de fe, como fuerza principal que mueve al ser humano.

Mario Benedetti es considerado un poeta innovador, divertido, ambicioso y moderno de la literatura en español.

El Amor es la compensación de la muerte; su correlativo esencial. Lo rescaté como epígrafe para esta antología. ¿Acaso no vale para mostrar que, aun en un carácter tan sexualmente huraño como el de este autor teutón, el amor es el único elemento que le sirve para enfrentar a la muerte?

De ahí a reconocer que el amor y las mujeres están mas cerca de la vida que de la muerte, media solo un paso. Aquí lo doy, con perdón de Schopenhaver. Ésta es una antología temática que se fue haciendo sola en los últimos cincuenta años.

De tanto revisar galeradas de mis dos Inventarios, me di cuenta de que estaba ahí y que sólo hacía falta rescatarla, separándola de tantos otros contenidos, por cierto menos incitantes y confortadores que el amor.

Mario Benedetti.