Como abrir mentes cerradas, PDF – William J. Reilly

La mayor parte de nuestros problemas son problemas humanos y son los individuos cuya mente está cerrada, quienes nos dan los más
graves dolores de cabeza.

Que usted, lector amigo, goce del amor y del afecto de sus seres más queridos y cercanos, que tenga el dinero suficiente para vivir de la manera que más le agrade, que sus labores cotidianas sean interesantes y tengan éxito, que disfrute de popularidad personal, así como de la aprobación, la admiración y el respeto de las personas con quienes conviva, con quienes trabaje, o con las cuales esté vinculado en alguna forma.

Que se sienta bien tanto mental como emocionalmente, el que manifieste un apetente entusiasmo por la vida o que, por el contrario, se sienta muerto de miedo o simplemente hastiado de todo, depende de su capacidad para abrir las mentes cerradas, incluida la suya propia, y de qué tan bueno sea para persuadir a sus semejantes.

Durante los últimos diez años hemos concentrado nuestra atención en estudiar más a fondo la mente cerrada, con el propósito de elaborar actitudes mentales, reglas de trabajo y principios fundamentales científicamente válidos que puedan utilizarse con éxito en nuestros diarios esfuerzos por abrir las mentes de las personas con quienes convivimos y trabajamos.

En este libro, propongo la definición de una sencilla actitud mental fincada sobre la sólida roca de los deseos humanos, y que ha demostrado ser más efectiva como medio para abrir las mentes cerradas.

W .J. R.


Como negociar con personas difíciles, Supere el no, PDF – William Ury

En este indispensable libro, William Ury le enseña a usted a superar el no. Con esta comprobada estrategia de cinco pasos, usted descubrirá la manera de desarmar a los regateadores tozudos, aprenderá a poner fin a las evasivas, a desviar los ataques y a evadir los ardides sucios.

El método Ury de “negociación de penetración” no se basa en ganarles a los oponentes, sino en ganarse a los oponentes; en hacer que se pongan en razón, y no en hacer que se pongan de rodillas.

¡Supere el no! presenta técnicas,prácticas para desactivar la pugna e inventar opciones creativas que satisfagan las necesidades de ambas partes. Usted aprenderá a reconocerle a su adversario su punto de vista … sin ceder, y a exponer sus propios puntos de vista … sin irritar.

Todos podemos ser negociadores aunque a muchos no nos guste negociar. Vemos la negociación como un enfrentamiento estresante. Nos vemos enfrentados a una opción desagradable. Si somos “blandos” a fin de salvar las relaciones, terminamos cediendo en nuestra posición. Y si somos “duros” para ganar con nuestro punto de vista, tensionamos las relaciones, y tal vez las echemos a perder.

Hay una alternativa: la solución conjunta de problemas. Esta no es exclusivamente blanda o dura sino una combinación de ambas cosas…

Poder en la palabra, Neuro oratoria, PDF – Jürgen Klaric

Hablar en publico, Oratoria, Poder para hablar

Muchas personas son afortunadas, podríamos decir mas bien; bendecidas, pues han sido dotadas con la facilidad de la palabra, no le es difícil hablar en publico, hasta lo disfrutan.

Hoy en día se puede aprender mucho y en corto tiempo, el avance en las investigaciones ha permitido corregir errores comunes en el comportamiento humano, a través de la neurociencia.

El conocimiento neurocientífico aplicado al mundo de los negocios ha generado un impacto tremenda mente positivo.

Aprender a hablar ante una gran audiencia, con esta técnica es posible si estas dispuesto. Se debe tener muy en cuenta que para alcanzar el éxito USTED debe adquirir ciertas habilidades; entre ellas manifestar sus ideas ante un publico

Jürgen Klaric es especialista en conducta humana, en este libro presenta técnicas infalibles basadas en conocimiento científico que le permitirán expresarse con claridad y energía; de esta manera consolidara un futuro exitoso.

Los caminos para el éxito, PDF – Aureliano Abenza y Rodríguez

Para que los ejemplos de otros hombres influyan eficazmente en la masa popular es preciso que los rasgos salientes de sus vidas se presenten con cierto atractivo que haga interesante el relato de sus acciones y que se tomen de éstas aquellas propiedades que mejor sirvan a caracterizarlos en una dirección determinada, para después deducir cómo y por qué llegaron a ser lo que fueron.

Conocido eso, viene en seguida la reflexión, propia a darnos cuenta, por comparación, de las cualidades y aptitudes que nosotros poseemos presentándonos la perspectiva factible de lo que podemos conseguir dadas nuestras dotes o de aquello a que podemos aspirar con arreglo a nuestras fuerzas y a nuestra vocación.

El presente trabajo se ha escrito con cierto carácter de universalidad, se procuro darle un tinte anecdótico y ameno que le quite su sabor filosófico, siempre duro y serio. Para ello hemos recurrido a la historia tomando para cada capítulo la vida de un hombre célebre que sirva de modelo y sobre la cual prosiguen las consideraciones posteriores que respecto a cada asunto hemos creído de necesidad hacer.

Evita errores al emprender, Vivir sin jefe, PDF – Sergio Fernández López

Decir en voz alta ¡lo logre! es el sueño de todo aquel valiente que se inicia como empresario, no es fácil, pero se puede, tenemos mucho material disponible en la red sobre el tema, ¡hay que aprovechar!

Emprendedores, Errores al emprender, Independencia económica

Ex muchas personas que desarrollan trabajos como empleados por los que no sienten ninguna pasión, que los mantienen sólo por conseguir la remuneración de final de mes.

Por otra parte están los emprendedores, gente que ha puesto en marcha una aventura empresarial y que suele atravesar todo tipo de problemas, excesos o dificultades hasta, si logran salir adelante, llegar a ver cumplido su sueño.

Tiene en sus manos un libro sobre los errores que cometen con mayor frecuencia los emprendedores. La mayoría de los libros de empresa tratan sobre la manera de hacer bien las cosas. Analizar y reflexionar sobre los errores constituye una excelente manera de aprender que está infravalorada.

Ser emprendedor es un ejercicio de equilibrismo. Es un ejercicio de platos chinos. Y de eso va este libro: de cómo mantener el equilibrio en la cuerda floja. Trata de cómo los emprendedores se equivocan cuando tienen que tomar algunas decisiones; cómo estamos obligados a ser creativos y a tomar decisiones las 24 horas del día; trata de nuevos enfoques a viejos problemas; trata de cómo ser el capitán de su vida profesional y disfrutar de calidad de vida al mismo tiempo.

Voz de la experiencia, El toque de Midas, PDF – Donald J. Trump, Robert T. Kiyosaki

La experiencia de un empresario es de valor incalculable. La meta de muchos es tener su propia empresa y disfrutar de la independencia, pero es mejor llevar las cosas con calma, analizar con cuidado cada movimiento. recibir instrucción de un experto es necesario si se quiere tener bases firmes.

Este libro fue escrito por dos empresarios que provienen de contextos muy distintos, pero que cuentan con logros imponentes, y pueden ofrecer bases desde perspectivas diferentes.

Cualquier persona que desee ingresar a las grandes ligas de la actividad empresarial, debe leer este libro concienzudamente.

Los empresarios se caracterizan por un enfoque muy peculiar y por la fuerza de su motivación.

No se trata de un libro de texto escrito por profesores de una escuela de negocios. Aquí no se ofrece una visión color de rosa, ni se muestra paso a paso el camino para alcanzar el éxito, porque ambos enfoques son poco realistas.

Este libro es muy realista. Por eso lo escribieron empresarios que han ganado, fracasado y vuelto a levantarse para volver a ganar una otra
vez. En él narramos nuestras historias.

A menudo, a esa capacidad que tiene el empresario de soñar, ganar, perder volver a ganar, una otra vez, se le llama espíritu empresarial. Es lo que separa al empresario de todos los demás en el mundo de los negocios. También es lo que marca la diferencia entre quienes desean ser empresarios
quienes de verdad pueden llegar a serlo.

¿Fuerza de voluntad? Quiere y Podras, PDF – Atkinson William

Dentro del ser humano se hallan fuerzas muy poderosas, quizá muchas personas mueran sin utilizar tan siquiera un poco del enorme potencial con el cual fueron enviadas a este mundo.

Del ahogado el sombrero; le gritaba un ser a una persona que perdía las esperanzas de ver a alguien alcanzar la autorrealización, ¡tan solo uno y habrás logrado tu misión! así que, ánimo y adelante…

La fuerza de la voluntad, Tu puedes

No existe forma de actividad mental tan universal en sus manifestaciones visibles como la que lleva el nombre de Voluntad y, por otra parte, no hay nada tan generalmente mal comprendido y tan poco comprendido como la Voluntad.

Cuando nos ponemos a considerar la naturaleza de la Voluntad, nos encontramos frente a un cúmulo de definiciones, teorías y creencias. En efecto, casi puede asegurarse que para todos y cada uno de los individuos la palabra Voluntad tiene una significación diferente o una diferente gradación de significación.

Pregúntese uno a sí mismo lo que quiere expresar cuando dice “la Voluntad”, y pregúntelo después a unas cuantas personas; se sorprenderá cuando vea cuán grandemente varían las respuestas y definiciones.

Hemos procurado evitar en lo posible toda disquisición filosófica en esta serie de libros sobre la Nueva Psicología, pero nos encontramos de vez en cuando frente a ciertas circunstancias en las que es preciso que establezcamos una clara inteligencia con nuestros lectores.

En lo referente a la significación de algunos términos; y, para tal objeto, nos es necesario analizar estos términos y considerar la opinión de las mejores autoridades sobre el asunto.

Y este curso es especialmente necesario en el caso del término que tenemos entre nosotros: La Voluntad. ¿Qué es la Voluntad?

Dejando a un lado las concepciones filosóficas de la Voluntad, en el sentido de una universal actuación mental, como indican Shopenhauer, von Hartmann, Nietszche y otros, y limitándonos estrictamente a la aceptación psicológica de la palabra, consultaremos las
principales autoridades.

Atkinson William.