Felicidad, Reflexiones, recetas de felicidad

“Siete principios” para alcanzar la felicidad incluso en los momentos más difíciles. Deepak Chopra ha escrito la receta para alcanzar de forma natural una vida plena, consciente y feliz.

Deepak Chopra destraba con asombrosa simplicidad los secretos del camino a la iluminación y ofrece una guía para alcanzar lo que siempre has soñado: Reconocer la verdadera felicidad Encontrar la auténtica autoestima, la que no depende de factores externos Volver al estado de alegría, paz y plenitud que es tuyo por derecho Concentrarse en el presente y aprender a vivir cabalmente.

Vivir la iluminación; incluso un vistazo fugaz a la unidad de la conciencia puede tener un efecto transformador. Recuerda: la semilla de la felicidad que hay en ti es la clave para sanar el mundo.

Uno de los objetivos más importantes del presente libro, es dar respuesta y apoyo a todos aquellos que se encuentren pasando por un período de desasosiego o dolor espiritual, aquellos que estén sufriendo alguna enfermedad o aquellos que deseen desarrollar y tener
un permanente estado de Paz interior y de armonía con su entorno.

Vivir con miedos, culpas, terrores, amenazas, etc. no nos sirve de nada, y sí en cambio nos crea conflictos que nos provocan sufrir nuestros dramas de vida y nos cargan de pesares, desánimo y hasta enfermedades que nos esclavizan fuertemente impidiéndonos el
bienestar y todos los momentos de felicidad que podemos y merecemos tener.

Habrá que estar siempre atentos, pues se tiende a pensar que al tener un nivel de Consciencia más elevada, éste desaparece por completo. Sin embargo, el Ego siempre estará ahí en sus vidas, pero con una dosis de comprensión y de Amor Incondicional se
mantiene menos activo, o más realista, más benigno, menos exigente, vanidoso o soberbio.

Filosofía, Crítica a la razón

Es muy agradable ver a una persona que se instruye, que enriquece su mente. Aunque la tecnología a sido mala influencia, especialmente en la juventud, conduciendolos de manera peligrosa a un mundo virtual.

Redes sociales, juegos en línea etc, son el atractivo, dejando a un lado los libros que tanto bien le hacen al desarrollo del cerebro.

Kant define la filosofía como la ciencia de la relación de todos los conocimientos con los fines esenciales de la razón humana, o como el amor que experimenta el ser racional por los fines supremos de la razón humana.

Los fines supremos de la razón constituyen el sistema de la cultura. En estas definiciones se reconoce ya una lucha doble: contra el empirismo y contra el racionalismo dogmático.

Contra el empirismo, Kant afirma que hay fines de la cultura, fines propios de la razón. Más aún, sólo de los fines culturales de la razón se puede decir que sean absolutamente últimos.

El Último fin es un fin tal que la naturaleza no basta para alcanzar y realizar de acuerdo con la idea, pues es un fin absoluto.

A este respecto, los argumentos de Kant son de tres clases. Argumento de valor: si la razón sólo sirviera para realizar los fines de la naturaleza, no se comprende por qué tendría un valor superior a la simple animalidad.

Críticas, Razón pura, Estudios

Prólogo.

¿Por qué esta crítica no lleva el título de Crítica de la razón práctica pura, sino simplemente de la razón práctica, a pesar de que el primero parece exigido por el paralelismo de esta razón con la especulativa? Lo explica
suficientemente este estudio.

Su, propósito es exponer que existe una razón práctica pura, y con este designio crítica toda su facultad práctica. Si lo logra, no necesita criticar la facultad pura con el objeto de ver si la razón no va con esa facultad más allá de una mera presunción., pues si como razón pura es realmente práctica, demuestra su realidad y la de sus conceptos mediante hechos, y en vano será todo sutilizar contra la posibilidad de que sea real.

El concepto de libertad, en la medida en que su realidad pueda demostrarse
mediante una ley apodíctica de la razón práctica, constituye la coronación de todo el edificio de un sistema de la razón pura, aun de la especulativa, y
todos los demás conceptos.

Aquí es donde se explica también por vez primera el enigma de la crítica:
¿cómo es posible negar la realidad objetiva al uso suprasensible de las
categorías en la especulación y concederles, no obstante, esta realidad
respecto de los objetos de la razón práctica pura? Pues eso debe tener el
aspecto de inconsecuente mientras sólo se conozca de nombre ese uso
práctico.

La razón humana tiene, en una especie de sus conocimientos, el destino particular de verse acosada por cuestiones que no puede apartar, pues le son propuestas por la naturaleza de la razón misma, pero a las que tampoco pueden contestar, porque superan las facultades de la razón humana.

Lea también crítica de la razón práctica.

Es fácil mostrar ahora que hay realmente en el conocimiento humano juicios necesarios y
universales, en el más estricto sentido, juiciosbpor tanto puros a priori.

Si se quiere un ejemplo sacado de las ciencias, no hay más que fijarse en todas las proposiciones de la matemática. Si se quiere un ejemplo del uso más ordinario del entendimiento, puede servir la proposición: todo cambio tiene que tener una causa.

En este último ejemplo, encierra el concepto de causa tan manifiestamente el concepto de necesidad del enlace con un efecto y de universalidad estricta de la regla, que se perdería completamente, si se le quisiera derivar, como hizo Hume.

Todo nuestro conocimiento empieza por los sentidos; de aquí pasa al entendimiento, y termina en la razón. Sobre ésta no hay nada más alto en nosotros para elaborar la materia de la intuición y ponerla bajo la suprema unidad del pensamiento.

Es un acierto la edición de este libro por Acción Cultural Cristiana. Y es desde luego un libro adecuado para ser el primero que aborda directamente el tema de la no violencia.

Este libro no habla solo de la no violencia, sino que, teniéndola como eje y en referencia continua a ella, prácticamente no deja ningún tema por tratar. Al menos en cuanto a sus contenidos éticos.

Trata del hombre y de la relación
del hombre con el hombre. De la sociedad, de la humanidad. Y del camino para que el hombre y la humanidad puedan ser más fraternales, más humanos.

Martin Luther King escribe para un tiempo de crisis y de desconciertos. Ese tiempo de crisis y de desconciertos no ha desaparecido sino que se ha profundizado.

Los peligros de aniquilación y de agravamiento de la injusticia
internacional, que él contemplaba y señalaba como trasfondo del escenario social, han aumentado a fecha de hoy.

Este libro es una buena guía para el tiempo de pérdida de valores y de
referencias éticas en el que nos encontramos. Es también una buena guía para el discernimiento de los problemas de fondo que se plantean en la sociedad en la que nos ha tocado vivir.

El conocimiento no es esquivo, pero si exigente; no cualquiera lo halla. Solo aquel que busca y anhela con el corazón lo hallara. El hombre trae consigo un destello de luz, aunque pequeña, pero suficiente para penetrar la densa oscuridad de la ignorancia.

Chamanes, Aztecas, México

El Nahual es una entidad que, siendo de carne y hueso, está conectado con lo ancestral y con imágenes portadoras de conocimiento y sabiduría.

El filósofo Hellinger usa también las imágenes sistémicas para desvelar lo que el silencio suele dejar bien guardado en las historias de las personas, las familias, los grupos y la sociedad. Ambos son hombres de mirada amplia y profunda que saben ver más allá de lo observable.

En este libro llevo a ustedes por esos movimientos de la vida. Los pensamientos de cada uno de los textos nos ayudan a detenernos. Nos ayudan a volvernos tranquilos en lo pasajero y a cruzar el umbral hacia un ámbito en el cual nos sentimos llevados de otra manera, como llegando a otro lugar, amados de manera diferente en otro lugar y plenos de manera diferente en otro lugar.

Cada capítulo de este libro es completo por sí solo. Por tanto,usted podrá abrir este libro como al azar, podrá permitir que un título lo atraiga y lo lleve y podrá permitir que sus pensamientos puedan seguir teniendo efecto durante un tiempo, hasta que otro título lo atraiga y lo llame a que lo acompañe.

Bert Hellinger.

Este es, en fin, un libro sobre una particular filosofía de la vida, que puede resumirse así: tus temores son una cárcel que limita el alcance de tus actos. Entre menos temas, más poder tendrás, y vivirás más plenamente.

En un principio el miedo fue una emoción simple y básica del animal humano. Frente a algo sobrecogedor la amenaza de muerte inminente en forma de guerras, plagas y desastres naturales, sentíamos miedo.

Como en los demás animales, en nosotros esta emoción cumplía un papel protector: nos permitía advertir un peligro y alejarnos a tiempo de él. Pero en nuestro caso también servía para algo positivo: recordar la fuente de esa amenaza y protegernos mejor la próxima vez.

La civilización se derivó de esta aptitud para prever y prevenir los peligros del entorno. También fue por miedo que desarrollamos la religión y varios sistemas de creencias, para darnos consuelo.

El miedo es la emoción más fuerte y antigua conocida por el ser humano, algo profundamente inscrito en nuestro sistema nervioso y nuestro subconsciente.

¡El titulo del libro es bastante llamativo!. Trascender a estados espirituales elevados supondría estar por encima del bien y del mal, y conociendo a nuestro propio ser hallaremos la verdad, aquella que palpita en el universo por que es vida…

Encontrar la verdad, Mujeres, Filosofía

Suponiendo que la verdad sea una mujer, ¿cómo?, ¿no está justificada la sospecha de que todos los filósofos, en la medida en que han sido dogmáticos, han entendido poco de mujeres?, ¿de que la estremecedora seriedad, la torpe insistencia con que hasta ahora han solido acercarse a la verdad eran medios inhábiles e ineptos para conquistar los favores
precisamente de una hembra?

Lo cierto es que la verdad no se ha dejado conquistar: y hoy toda especie de dogmática está ahí en pie, con una actitud de aflicción y desánimo. ¡Si es que en absoluto permanece en pie! Pues burlones hay que afirman que ha caído, que toda dogmática yace por el suelo, incluso que toda dogmática se encuentra en las últimas.

Friedrich Wilhelm Nietzsche: fue un filósofo, poeta, músico y filólogo alemán, considerado uno de los pensadores contemporáneos más influyentes del siglo XIX.

Realizó una crítica exhaustiva de la cultura, la religión y la filosofía
occidental, mediante la genealogía de los conceptos que las integran,
basada en el análisis de las actitudes morales (positivas y negativas) hacia la vida.

Este trabajo afectó profundamente a generaciones posteriores de teólogos, antropólogos, filósofos, sociólogos, psicólogos, politólogos, historiadores, poetas, novelistas y dramaturgos.

Meditó sobre las consecuencias del triunfo del secularismo de la Ilustración, expresada en su observación «Dios ha muerto», de una manera que determinó la agenda de muchos de los intelectuales más célebres después de su muerte.