Cincuenta sombras más oscuras, PDF – E. L. James

No todos captamos o entendemos de la misma manera, los personajes de un libro son reales para quien lo escribe, y de cierta manera debe existir conexión, escritor-lector, para que esa realidad palpite, de lo contrario serán letras muertas sobre un papel…

Sinopsis.

La romántica, sensual, erótica y totalmente adictiva historia de la apasionada relación entre una estudiante universitaria y un joven multimillonario.

Cincuenta sombras más oscuras es la segunda parte de la trilogía Cincuenta sombras, que se inició con Cincuenta sombras de Grey, y cuya tercera parte es Cincuenta sombras liberadas.

Cincuenta sombras más oscuras, es la historia de Anastasia Steele que intimidada por las peculiares prácticas eróticas y los oscuros secretos del atractivo y atormentado empresario Christian Grey decide romper con él y embarcarse en una nueva carrera profesional en una editorial de Seattle.

Pero el deseo por Christian todavía domina cada uno de sus pensamientos, y cuando finalmente él le propone retomar su aventura, Anastasia no puede resistirse.

Reanudan entonces su tórrida y sensual relación, pero mientras Christian lucha contra sus propios demonios del pasado, Anastassia debe enfrentarse a la ira y la envidia de las mujeres que la precedieron, y tomar la decisión más importante de su vida.

La conjura de los necios, PDF – John Kennedy Toole

Otro aspecto a destacar en la novela de Toóle es el reflejo de las particularidades de Nueva Orleans, sus callejuelas, sus barrios apartados, sus peculiaridades lingüísticas, sus blancos étnicos… y un negro con el que Toóle logra casi lo imposible, un soberbio personaje cómico, de gran talento y habilidad, sin el menor rastro de caricatura racista.

No obstante, el mayor logro de Toóle es el propio Ignatius Reilly, intelectual, ideólogo, gorrón, holgazán, glotón, que debería repugnar al lector por sus gargantuescos banquetes, su retumbante desprecio y su guerra individual contra todo el mundo: Freud, los homosexuales, los heterosexuales,
los protestantes y todas las abominaciones de los tiempos modernos.

Imaginemos a un Tomás de Aquino trastornado en una Nueva Orleans desde donde hace una disparatada correría cruzando los pantanos hasta la
universidad estatal de Louisiana, a Baton Rouge, donde le roban la chaqueta de maderero mientras está sentado en el retrete de caballeros de la facultad, abrumado por elefantíacos problemas gastrointestinales. A Ignatius se. le cierra periódicamente la válvula pilórica como reacción a la ausencia de una «geometría y una teología adecuadas» en el mundo moderno…

WALKER PERCY.

Humano demasiado humano, PDF – Friedrich Nietzsche

Filosofía, Poesía

Humano, demasiado humano, libro en el cual se engloban reflexiones, que van desde problemas tan profundos como: La química de las ideas y los sentimientos, hasta otros en apariencia triviales.

Las recomendaciones para una Táctica de la conversación, pero que en la brillante y apasionada pluma de “Federico Nietzsche”, adquieren su fundamental importancia para
todos aquellos que tienen la misión de liberarse, de las ataduras del deber, como una primera victoria en el camino de constituirse hombres libres.

Con maligna sonrisa revuelve todo lo que estaba velado o no manifiesto por
alguna causa de pudor: inquiere lo que las cosas parecen cuando se las pone del revés. Es todo caprichos y goza con sus caprichos; quizá presta hoy favor a lo que ayer tenía en mal concepto y así anda vagabundo, curioso y husmeador de torno de lo prohibido”…

De las pasiones nacen las opiniones: la pereza de espíritu las hace cristalizar en convicciones. Quien se cree un espíritu libre, infatigable, en la vida, puede impedir esta cristalización por un cambio constante; y si
siempre fuera una bola de nieve pensante, tendrá formado en su cerebro un caudal, no de opiniones, sino de concepciones ciertas y verosimilitudes medidas con precisión.

Pero nosotros, que somos seres mixtos, tan pronto inflamados por el fuego como refrescados por el espíritu, doblamos la rodilla ante la justicia, como ante la única diosa superior a nosotros mismos. El fuego que está en nosotros nos hace por lo común injustos, y a los ojos de esta diosa, impuros; nunca nos ha permitido, durante este estado, llegar hasta ella; jamás nos dirigió la más leve sonrisa de complacencia.

.

Las 120 jornadas de Sodoma, PDF – Marqués de Sade

Las guerras considerables que Luis XIV tuvo que sostener durante su reinado, agotando las finanzas del Estado y las facultades del pueblo, descubrieron sin embargo el secreto de enriquecer a una enorme cantidad de esas sanguijuelas, siempre al acecho de las calamidades públicas que provocan en lugar de apaciguar, y eso para poder aprovecharse de ellas con mayores beneficios.

El final de ese reinado, tan sublime por otra parte, es tal vez una de las épocas del imperio francés en la que se vio un mayor número de estas fortunas oscuras que solo resplandecen con un lujo y unos desenfrenos tan sordos como ellas.

Era hacia el final de ese reinado y poco antes de que el Regente intentara, mediante aquel famoso tribunal conocido bajo el nombre de Cámara de Justicia, restituir la fuerza a esa multitud de tratantes, cuando cuatro de ellos imaginaron la singular orgía que nos disponemos a narrar…

La cara norte del corazón, PDF – Dolores Redondo

Este libro forma parte de un ciclo de novelas inspiradas en el norte. En algunas, Amaia Salazar es la protagonista; en otras, los personajes y las tramas argumentales se entrecruzan creando un universo común en el que el norte no es siempre un punto cardinal, sino el hilo conductor de todas ellas. Porque el lugar más desolado del mundo es la cara norte del corazón humano.

Cuando Amaia Salazar tenía doce años estuvo perdida en el bosque durante dieciséis horas. Era de madrugada cuando la encontraron a treinta kilómetros al norte del lugar donde se había despistado de la senda. Desvanecida bajo la intensa lluvia, la ropa ennegrecida y chamuscada como la de una bruja medieval rescatada de una hoguera, y, en contraste, la piel blanca, limpia y helada como si acabase de surgir del hielo”.

Amaia siempre mantuvo que apenas recordaba nada de todo aquello. Una vez que hubo abandonado el sendero, el clip en su memoria duraba solo unos segundos de imágenes repetidas una y otra vez. La vertiginosa velocidad de sus recuerdos le provocaba la sensación de un praxinoscopio de Reynaud, en el que la sucesiva repetición de estampas en movimiento terminaba por originar el efecto de absoluta inmovilidad…

Historia de los espejos, PDF – Mark Pendergrast

Es un rito matutino, un acto tan corriente que usted apenas repara en él. Sí, ahí está otra vez, quizá con cara de dormido, pero es usted, desde luego, acaso con un cepillo de dientes en la boca o una toalla en la mano.

Un día más trata de orientarse en el mundo. Está tan acostumbrado a esta experiencia que casi nunca piensa en ella. Sin embargo, lo que acaba de hacer es prácticamente insólito en el reino animal.

La capacidad para reconocerse en el espejo parece privativa de los primates superiores, aunque podrían tenerla también los delfines y los elefantes. Otros animales ven sólo a un rival o a un amigo.

Los espejos sólo adquieren sentido cuando alguien se mira en ellos. Por lo tanto, la historia del espejo es de hecho la historia de la visión, y lo que percibimos en esas superficies mágicas puede proporcionarnos mucha información sobre nosotros: de dónde venimos, qué imaginamos, cómo pensamos y qué anhelamos.

A lo largo de toda la historia de la humanidad, el espejo aparece como un medio de auto conocimiento y auto engaño. Hemos usado la superficie reflectante tanto para revelar la realidad como para ocultarla, y los espejos han encontrado un sitio en la religión, el folclore, la literatura, el arte, la magia y la ciencia.

Mark Pendergrast.

Las Almas de Brandon, PDF – César B. Ndjocu Davies

En ciertas situaciones no se menciona la palabra personas, sino, Almas. Una ves escuche la llamada de emergencia entre un piloto y la torre de control, decía el piloto: el avión esta fallando, llevo “250 almas”, instrucciones por favor. Se quedó gravada en mi memoria aquel termino, Almas” talvez por eso me llamo la atención el libro, “Las Almas de Brandon”. Una recopilación de historias, cuentos y poemas de todo tipo; amor, felicidad, dolor etc.

Poeta español, Almas, muchas almas

No hay nadie más despierto que una persona con sueño(s). Será por eso que no puedo dormir. Y que hoy, recordándote, tengo esa sensación de…esa sensación…esa sensación de que soy la persona más feliz del mundo.

¿Te acuerdas? Fue en aquel restaurante de comida rápida y servicio moderado; en medio de una lenta digestión. Olía a café. Tú
solías decir que “las mejores historias ocurren en los lugares que huelen a café”. Historias de las que uno, o dos, nunca se olvidan.

¿Te acuerdas? Olía a café. Claro que te acuerdas. Tus manos acariciando las mías; tus labios atando mis nudillos en un beso.

Era la primera y la última vez, despuésde muchas veces más contigo, que una niña me besaba en la mano como si fuese el fin del mundo, o el fin de los besos; o no sé exactamente cómo expresarlo, pero se sentía como el fin de algo que no tenía intención de acabar.

perdona mi torpeza, tú que veías belleza en la imperfección. Déjame decirlo así: me besabas como solo tú sabes besar. ¡Dios!, mejor no intento explicar cómo se sentían tus besos en mi boca…

DESCARGAR