Felicidad, Reflexiones, recetas de felicidad

“Siete principios” para alcanzar la felicidad incluso en los momentos más difíciles. Deepak Chopra ha escrito la receta para alcanzar de forma natural una vida plena, consciente y feliz.

Deepak Chopra destraba con asombrosa simplicidad los secretos del camino a la iluminación y ofrece una guía para alcanzar lo que siempre has soñado: Reconocer la verdadera felicidad Encontrar la auténtica autoestima, la que no depende de factores externos Volver al estado de alegría, paz y plenitud que es tuyo por derecho Concentrarse en el presente y aprender a vivir cabalmente.

Vivir la iluminación; incluso un vistazo fugaz a la unidad de la conciencia puede tener un efecto transformador. Recuerda: la semilla de la felicidad que hay en ti es la clave para sanar el mundo.

Es notorio que el ser humano vive en guerra. Aunque se firmen tratados de paz por todos lados de nada sirve. El trabajo es individual y constante…

La búsqueda de la paz mundial por medio de la transformación interior es un camino difícil, pero es el único posible. La paz debe cultivarse ante todo a escala individual. Y sus pilares fundamentales son el amor, la compasión y el altruismo.

Al desarrollarse estas cualidades se crea una atmósfera de paz y armonía que luego se extiende a la familia, de la familia a la comunidad, y seguramente a todo el mundo.

Este libro es una guía que nos permite avanzar en ese camino. “Thich Nhat Hanh” empieza por enseñar a tomar plena conciencia de la respiración y a prestar atención a los mas mínimos detalles de la vida cotidiana; luego nos enseña a sacar provecho de los efectos positivos de la presencia en el momento y la concentración para transformar y superar los problemas que nos plantean en el plano psicológico.

Por último nos muestra la conexión entre la paz personal y la interior y la paz en la tierra. Este es un libro muy valioso, porque puede provocar una transformación en la vida de todos y cada uno de nosotros y en la de toda la sociedad.

Uno de los objetivos más importantes del presente libro, es dar respuesta y apoyo a todos aquellos que se encuentren pasando por un período de desasosiego o dolor espiritual, aquellos que estén sufriendo alguna enfermedad o aquellos que deseen desarrollar y tener
un permanente estado de Paz interior y de armonía con su entorno.

Vivir con miedos, culpas, terrores, amenazas, etc. no nos sirve de nada, y sí en cambio nos crea conflictos que nos provocan sufrir nuestros dramas de vida y nos cargan de pesares, desánimo y hasta enfermedades que nos esclavizan fuertemente impidiéndonos el
bienestar y todos los momentos de felicidad que podemos y merecemos tener.

Habrá que estar siempre atentos, pues se tiende a pensar que al tener un nivel de Consciencia más elevada, éste desaparece por completo. Sin embargo, el Ego siempre estará ahí en sus vidas, pero con una dosis de comprensión y de Amor Incondicional se
mantiene menos activo, o más realista, más benigno, menos exigente, vanidoso o soberbio.

Observar la “vida” desde el punto de vista de la consciencia interna sin utilizar las referencias adquiridas mediante el aprendizaje, puede ayudarnos de forma definitiva a posicionarnos muy cerca de la Verdad y disfrutar de una vida consecuente, consciente, ecuánime.

Lograr dejar a un lado todo lo aprendido dejando únicamente al que observa desde que aparecimos en escena, nos permite no tener que defendernos, ni tomar partido por nada de lo que pudiéramos creernos que somos. Nos permite abrir la mente a la comprensión de lo real.

También logramos liberarnos de la necesidad de tener que comprender o entender algo como una necesidad primaria o como una obligación. Simplemente las cosas se muestran tal cual ocurren sin mediar nuestra intervención para luego conscientemente decidir nuestra forma de proceder, qué es bueno para uno mismo.

Tampoco importa nada nuestra valoración, ya que lo que es seguirá
siendo lo mismo sin nuestra intervención.

Somos el que vive desde dentro, como una realidad constante y casi de forma invariable, mientras que lo externo va cambiando y puede darse o no, puede ser de un modo u otro. En un momento aceptamos ser algo, para más tarde estar en una situación radicalmente diferente.

Meditacion, Arte de meditar, Tecnicas de meditacion

La técnica de meditación que se enseña en este libro es una habilidad
dirigida a resolver el problema más básico de la mente: el sufrimiento y la tensión que se produce a sí misma a través de sus propios pensamientos y
actos.

Porque a pesar de que la mente busca la felicidad, se las arregla para sobrecargarse de dolor mental. Dolor que, de hecho, proviene de los esfuerzos mal dirigidos de la propia mente por encontrar la felicidad.

La meditación ayuda a descubrir las razones por las que la mente hace esto y al descubrirlas, te ayuda a sanarlas. Y cuando sanan se te abre la posibilidad de la felicidad genuina, una felicidad de la que te puedes fiar, una felicidad que nunca cambiará ni te dejará de lado.

La meditación te enseña a respetar aquellas cosas en tu interior que merecen respeto: tu deseo por una felicidad genuina, completamente fiable y completamente inofensiva; y tu capacidad para encontrar esa felicidad mediante tus propio esfuerzo.

Llegar a poner fin a los sufrimientos y tensiones auto infligidos de la mente
requiere una gran cantidad de dedicación, entrenamiento y habilidad. Pero la técnica de meditación que este libro enseña no solamente beneficiará a todo aquel que esté listo para seguirla hasta el final y llegar a la cura total del despertar.

Aunque solamente busques algo de ayuda para manejar el dolor o para encontrar un poco más de paz y estabilidad en tu vida, la meditación sigue teniendo bastante que ofrecerte.

El ser humano a tenido una tarea difícil y costosa. Para nuestro CREADOR fue todo muy fácil; lo hizo todo con tal perfección que al ser humano le ha tomado generaciones enteras descubrir funcionamientos básicos del organismo.

Estudio del cerebro, Poder del cerebro

¿Qué sabemos en realidad sobre el cerebro humano? En las décadas de los setenta y los ochenta, cuando los autores de este libro estaban estudiando, la respuesta más sincera era muy poco.

Por aquel entonces circulaba un dicho: Estudiar el cerebro es como colocar un fonendoscopio fuera del Astrodome para aprender las reglas del fútbol.

Tu cerebro contiene alrededor de cien mil millones de células nerviosas que
establecen un billón, o quizá incluso un trillón, de conexiones llamadas sinapsis. Estas conexiones están en un constante estado de remodelación dinámica en respuesta al mundo que te rodea. Son una minúscula, pero estupenda, maravilla de la naturaleza.

A todo el mundo le asombra el cerebro, que en su día fue apodado el universo de kilo y medio. Y con razón. Tu cerebro no solo interpreta el mundo, lo crea.

Todo lo que ves, oyes, tocas, saboreas y hueles no tendría ninguna de esas cualidades sin el cerebro. Cualquier cosa que experimentes hoy (tu café matutino, el amor que sientes por tu familia, una idea brillante que se te ocurre en el trabajo) ha sido hecha a medida específicamente para ti.

El doctor Chopra comienza por examinar algunos de los interrogantes más urgentes con los que se enfrentan los médicos:

¿Por qué algunos pacientes hacen “todo lo correcto” y no mejoran?

¿Por qué los enfermos terminales a menudo parecen aliviados, casi felices, como si morir les enseñará por primera vez cómo vivir?

El ser humano, ¿aprende solamente a través del sufrimiento o hay otra forma de encontrar sentido y plenitud en la vida? Vida sin condiciones
relata infinitos casos reales, abordando disciplinas que van desde la física moderna y la neurociencia a las tradiciones antiguas de la sabiduría de la India.

En los diez o veinte últimos años, la medicina ha debido abrirse a temas que, en el pasado, nunca pudo enfrentar a gusto. Los pacientes quieren saber por qué sufren, lo que no es novedad, por cierto; pero cuando plantean la pregunta, sus implicancias más profundas se niegan a permanecer sepultadas.

No se conforman con saber por qué les duele el estómago, los intestinos o el pecho. “¿Por qué sufro yo?” es la disyuntiva. Y aun después de apaciguar la
úlcera, desbloquear el intestino o extirpar el tumor de mama, el paciente vuelve con la aflicción en los ojos.

Llevado hasta el límite de mi supuesta pericia, he pensado en ese sufrimiento y tratado de observar con la mayor atención a las personas que tienen la franqueza de enfrentarme a él.

Así he efectuado algunos descubrimientos sorprendentes. En el medio de la vida cotidiana parece haber un agujero, como si alguien hubiera arrojado una piedra a través de un vidrio blindado.

Los textos reunidos en este libro datan en su mayoría de los años 1992 a 2000. Tienen un contexto en común ya que los presenté durante cursos sobre constelaciones familiares como introducción o como explicaciones intercaladas o como síntesis de lo que había transcurrido.

También son respuestas a preguntas surgidas durante esos seminarios o en entrevistas o en una conferencia. Dado que los cursos y las conferencias fueron registradas, se ha mantenido el tenor de las mismas y aquí sólo fueron ligeramente revisadas.

Aquí se trata de exposiciones realizadas en un contexto, por lo que siempre se refieren a una situación concreta. El contexto les da color y vida. Por
ese motivo tampoco tratan el tema en su totalidad sino solamente en la medida en que la situación o la pregunta lo justifican.

Algunas declaraciones se asemejan pero, sin embargo, son diferentes ya que fueron enunciadas en una situación diferente. Solamente en el capítulo “Cuentos e historias” he procedido a ordenar el tema de forma sinóptica.

Esta obra es un libro de consulta ya que he repasado una vez más todos los
cursos documentados para elegir aquellos párrafos que no han sido tenidos en cuenta en otras publicaciones. Complementan a aquéllos de múltiples formas. Sin embargo, cada texto tiene peso propio. Es posible comprenderlo sin necesidad de tener que referirse a otros pasajes.

Bert Hellinger.

Curación, Espiritualidad, Medicina occidental

Los paradigmas médicos determinan lo que pensamos de nuestro cuerpo.

En el transcurso de los años, la medicina occidental ha identificado espíritus malignos, humores, gérmenes y virus como causas de enfermedad y ha diseñado tratamientos acordes.

A medida que avanzan las tecnologías médicas y aprendemos más
cosas sobre nuestras conexiones cuerpo-mente, nuestros paradigmas médicos van cambiando. Los paradigmas nuevos dan origen a posibilidades nuevas.

En el pasado, se sabía que el campo aural estaba asociado a la salud y la curación, pero de un modo más bien esotérico. El conocimiento del campo era una mezcolanza de observaciones reales, suposiciones y fantasías.

Ahora, a medida que aprendemos más sobre bioenergía en nuestros laboratorios y clínicas, la idea de un campo energético humano que está directamente conectado a nuestra salud se va haciendo más aceptable en el marco del paradigma médico occidental.