12 Leyes de los grandes Empresarios, PDF – Mauricio Chaves Mesen

Ser empresario es gratificante y tiene además muchas recompensas en finanzas, auto estima, realización personal… Por eso tantos escogemos ese camino.

Pero la gente olvida que no se trata simplemente de tener una visión, crear algo, y luego hacerlo crecer con mucha suerte y algo de inteligencia. ¡Nada más lejos de la verdad!

Los estudios indican que el 50% de todos los nuevos negocios, sucumben antes de un año.

Desde el puesto de perros calientes y la venta de perfumes desde casa, hasta grandes emprendimientos y proyectos multimillonarios. Todos están sujetos a probabilidades similares. ¡Cincuenta y cincuenta!.

Para aprender a ser empresario, se necesitan muchos años analizando y condesando las experiencias de los éxitos, pero sobre todo, de los fracasos. Cuando uno está muy bien, no aprende. Y no aprende porque cree que está haciendo todo bien (aunque no sea cierto). Pero cuando fracasa ¡estudia
hasta el último detalle!.

Mauricio Chaves Mesen.

El Arte Del Wing Chun, PDF – Santi Pascual

Las artes marciales tienen un encanto especial, y es que mas allá de repartir golpes a diestra y siniestra esta el control que la persona debe ejercer sobre si misma; aun sabiendo que puede derribar de un solo golpe a su oponente el que practica un arte marcial siempre tratara de evitar una pelea.

Artes marciales, Wing Chun, Muñeco de madera

El Wing Chun alberga las doctrinas clásicas chinas del Budismo, Taoísmo y Confucianismo, aportando un equilibrio mental y físico o como se expresaría en términos marciales, una armonía entre el Yin y el Yang.

Basado en teorías y principios científicos, el Wing Chun permite a cualquier persona independientemente de su sexo o envergadura, desarrollar una mecánica y sensibilidad corporal además de una potencia y energía interna vital para un enfrentamiento real.

En el presente libro, el autor, Santi Pascual, profesor de dicho arte y con una experiencia de práctica y difusión de dieciséis años, realiza un análisis detallado de este Arte Marcial, desde sus bases y principios hasta sus niveles más avanzados.

Sé un alquimista, El sendero del mago, PDF – Deepak Chopra

Magos, Iniciados, Metales preciosos, Alquimistas

“La verdad os hará libres” ¡es una frase muy poderosa! y no fue dicha por un ser cualquiera. Tenemos libertad de hacer lo que queramos, si, pero en realidad en nuestro interior hay una fuerza que siempre nos motiva a HACER LO CORRECTO.

En Occidente, se considera que los magos son principalmente hechiceros que practican la alquimia para convertir un metal inferior en oro.

En la India también existe la alquimia (de hecho fue allí donde se inventó), pero la palabra alquimia es en realidad una clave. Significa convertir a los seres humanos en oro, convertir nuestras cualidades inferiores de temor, ignorancia, odio y vergüenza en lo más precioso: el amor y la realización.

Un maestro que nos pueda enseñar a convertimos en seres libres llenos de amor es, por definición, un alquimista y siempre lo ha sido.

Hoy en día la gente vive en el mundo de los magos tanto como lo hicieron las generaciones pasadas. Joseph Campbell, el gran estudioso de la de mitología, decía que cualquier persona que espera en una esquina a que el semáforo pase a verde para cruzar la calle, en realidad está esperando entrar en el mundo de los actos heroicos y la acción mítica.

Lo que sucede es que no vemos nuestra oportunidad, y cruzamos la calle sin ver la mítica espada en la roca al lado del andén.

El viaje hacia lo milagroso comienza aquí. Este es el mejor momento para comenzar. El sendero del mago no existe en el tiempo está en todas partes y no está en ninguna parte. Nos pertenece a todos y no le pertenece a nadie.

Así, éste es sólo un libro acerca de cómo recuperar lo que ya es nuestro. Como dice la primera frase de la primera lección: Hay un mago dentro de cada uno de nosotros un mago que lo ve y lo sabe todo.

El efecto Lucifer, PDF – Philip Zimbardo

El comportamiento del ser humano es motivo de estudios permanentes, le atribuimos las culpas a los demás, ¡es la manera mas fácil de evadir la responsabilidad! el tema es largo, para algunos mas fácil de entender debido a que han avanzado en ingresar a su mundo interior para ir descubriendo el origen de las malas conductas.

¿Qué es lo que impulsa la conducta humana? ¿Qué es lo que determina el pensamiento y la acción? ¿Qué hace que algunos de nosotros llevemos una vida recta y honrada y que otros parezcan caer con facilidad en la inmoralidad y el delito?

Nuestra concepción de la naturaleza humana, ¿se basa en la suposición de que hay unos factores internos que nos guían por el buen o el mal camino? ¿Prestamos una atención suficiente a los factores externos que determinan nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestros actos?

¿Hasta qué punto estamos a merced de la situación, del momento, de la multitud? ¿Estamos totalmente seguros de que hay algo que nunca nos podrían obligar a hacer? La mayoría de nosotros nos escudamos tras unos prejuicios egocéntricos que generan la ilusión de que somos especiales.

Estos escudos nos permiten creer que estamos por encima de la media en cualquier prueba de integridad personal. Nos quedamos mirando las estrellas a través del grueso lente de la invulnerabilidad personal cuando también deberíamos mirar la pendiente resbaladiza que se abre a nuestros pies.

Tememos el mal, pero nos fascina. Creamos mitos de conspiraciones malvadas y llegamos a creer en ellos lo suficiente para movilizar
nuestras fuerzas en su contra. Rechazamos al otro por diferente y peligroso porque nos es desconocido, pero nos fascina contemplar excesos sexuales y violaciones de códigos morales cometidos por quienes no son como nosotros…

Mas que inteligencia, El Aprendizaje De La Sabiduría, PDF – José Antonio Marina

La sabiduría esta por encima de muchos otros dones; no cualquiera gozara de tan hermosa virtud, han existido hombres y mujeres privilegiados con inteligencia, pero muy pocos han gozado del don precioso de la sabiduría.

PROLOGO

Publicar la edición unificada de Aprender a vivir y Aprender a convivir con el título de “El aprendizaje de la sabiduría” responde al deseo de incluir esos libros dentro de un marco teórico y práctico más amplio.

Nuestra situación intelectual no tiene precedentes. Sobre cualquier asunto tenemos más información de la que podemos asimilar, por lo que nos arriesgamos a sufrir una peculiar ignorancia por exceso de datos, absolutamente nueva en la historia de la humanidad. Necesitamos saber cómo orientarnos en la información.

Vivimos en la sociedad de la información, más aún, en una sociedad de la información distribuida, compartida y dispersa. Basta conectarse a Internet para tener a nuestra disposición un maravilloso e interminable banco de datos.

En este libro, La gran función de la inteligencia no es conocer y hacer ciencia, sino dirigir bien el comportamiento. Y uno de esos comportamientos, pero sólo uno, es hacer ciencia. Otros son crear una familia, intervenir en política, jugar al baloncesto, tener o no tener una religión, ganarse la vida, querer a alguien, vivir en suma.

Es normal que la sabiduría, el gran despliegue de la inteligencia sea necesaria para todos, sea cual sea nuestra profesión, porque todos tenemos que tomar decisiones trascendentales en nuestras vidas. Así, se plantea la gran paradoja de que lo más difícil debería estar al alcance de cada uno de nosotros.

No todo el mundo puede ser científico, pero todo el mundo debería poseer la sabiduría necesaria para vivir y convivir bien. Tradicionalmente, la sabiduría se ha relacionado con la religión o con la ciencia…

Superando malas actitudes, Las Zonas Oscuras De Tu Mente, PDF – Ramiro Calle

¡Estudiar la mente y comprender la manera como influye en nuestra vida es indispensable! solo así podremos emprender acciones que limpien nuestra mente, como resultado: disfrutaremos de una vida equilibrada, donde reina la paz y la armonía.

Mente libre, Desarrollo mental

La mente es el órgano de percepción y cognición. Muchas son sus funciones, entre otras la conciencia, la memoria, la imaginación, el juicio, el discernimiento y las elaboraciones intelectuales.

Como reza la antigua instrucción: La mente es el fundamento de todos los estados. Buda lo cifraba con las siguientes palabras: “La mente es la precursora de todos los estados; la mente es su fundamento y todos ellos son creados por la mente”.

De ahí la importancia que él mismo y todos los grandes maestros de la India que eran, además, magníficos psicólogos prácticos y de la autorrealización le han concedido a la necesidad de armonizar, purificar, gobernar y encauzar de modo consciente la mente que, en tanto no se disciplina, resulta muchas veces indócil, negligente e inductora de estados que provocan la desdicha propia y ajena.

Sin miedo a los años, un poema a la vejez, José Saramago

¡El tiempo no se detiene! pasan los días, meses y años, que el tiempo ahora pasa más rápido dicen, tal vez sea cierto, cuando cumplí mi mayoría de edad mi madre me dijo; ahora sentirás que los años pasan más a prisa, han pasado más de 20 años y parece que fue ayer que mi madre me hizo ese comentario.

La palabra vejez produce un poco de miedo, pero hay que tenerle miedo a la vejez solo cuando hemos tenido una juventud mal vivida, en la vejez llegan todas las cuentas de cobro, por lo demás no hay problema, hay que aceptar y vivir los últimos años de nuestra vida con dignidad, mirar hacia atrás solo para recordar las cosas lindas. Joven, ten presente algo; Si eres joven aun, mañana viejo serás.

POEMA SOBRE LA VEJEZ.

Qué cuántos años tengo? –
¡Qué importa eso!
¡Tengo la edad que quiero y siento!
La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso.
Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso o lo desconocido…
Pues tengo la experiencia de los años vividos
y la fuerza de la convicción de mis deseos.
¡Qué importa cuántos años tengo!
¡No quiero pensar en ello!
Pues unos dicen que ya soy viejo,
y otros “que estoy en el apogeo”.
Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice,
sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte.

Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso,
para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos, rectificar caminos y atesorar éxitos.
Ahora no tienen por qué decir: ¡Estás muy joven, no lo lograrás!… ¡Estás muy viejo, ya no podrás!…
Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma,
pero con el interés de seguir creciendo.
Tengo los años en que los sueños,
se empiezan a acariciar con los dedos,
las ilusiones se convierten en esperanza.
Tengo los años en que el amor,
a veces es una loca llamarada,
ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada.
y otras… es un remanso de paz, como el atardecer en la playa..
¿Qué cuántos años tengo?
No necesito marcarlos con un número,
pues mis anhelos alcanzados,
mis triunfos obtenidos,
las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones truncadas… ¡Valen mucho más que eso!
¡Qué importa si cumplo cincuenta, sesenta o más!
Pues lo que importa: ¡es la edad que siento!
Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.
Para seguir sin temor por el sendero,
pues llevo conmigo la experiencia adquirida
y la fuerza de mis anhelos
¿Qué cuántos años tengo?
¡Eso!… ¿A quién le importa?
Tengo los años necesarios para perder ya el miedo
y hacer lo que quiero y siento!!.
Qué importa cuántos años tengo.
o cuántos espero, si con los años que tengo,
¡¡aprendí a querer lo necesario y a tomar, sólo lo bueno!!

José Saramago.