Es notorio que el ser humano vive en guerra. Aunque se firmen tratados de paz por todos lados de nada sirve. El trabajo es individual y constante…

La búsqueda de la paz mundial por medio de la transformación interior es un camino difícil, pero es el único posible. La paz debe cultivarse ante todo a escala individual. Y sus pilares fundamentales son el amor, la compasión y el altruismo.

Al desarrollarse estas cualidades se crea una atmósfera de paz y armonía que luego se extiende a la familia, de la familia a la comunidad, y seguramente a todo el mundo.

Este libro es una guía que nos permite avanzar en ese camino. “Thich Nhat Hanh” empieza por enseñar a tomar plena conciencia de la respiración y a prestar atención a los mas mínimos detalles de la vida cotidiana; luego nos enseña a sacar provecho de los efectos positivos de la presencia en el momento y la concentración para transformar y superar los problemas que nos plantean en el plano psicológico.

Por último nos muestra la conexión entre la paz personal y la interior y la paz en la tierra. Este es un libro muy valioso, porque puede provocar una transformación en la vida de todos y cada uno de nosotros y en la de toda la sociedad.

La meditación es el arte o la técnica de acallar la mente para que se silencie la interminable charla que, por regla general, llena nuestra conciencia.

En la calma de la mente silenciosa, la persona que medita se convierte, primero, en un observador, después alcanza cierto grado de desapego y, al final, percibe un estado de conciencia superior.

Las tensiones del mundo actual se inmiscuyen constantemente en nuestra vida diaria. Incluso los momentos de relax y placer son cada vez más breves conforme las presiones y las exigencias del mundo exterior aumentan y nos sentimos más agobiados.

Ante esta avalancha de estrés, el cuerpo físico funciona en un estado acelerado de alerta la conocida reacción de lucha o huida y desencadena una sucesión de reacciones fisiológicas. El miedo, que es una dolencia muy común hoy en día, también activa alarmas internas que nos obligan a protegernos.

De este modo, cada vez resulta más difícil conectar con nuestro ser interior y recordar nuestra verdadera naturaleza espiritual. Por suerte, la práctica de la meditación nos ayuda a clarificar la mente y nos libera de las tensiones, los pensamientos persistentes los episodios y llamadas del mundo exterior que perturban nuestra mente consciente.

La meditación nos ayuda a percibir, con mayor claridad, lo que es verdaderamente importante. Aunque sus beneficios se extienden mucho más allá del propio estado meditativo, no debemos olvidar que la meditación es, en sí misma, muy beneficiosa.

Cuanto más profundo sea el estado de meditación que logremos, más nos alejaremos de la conciencia cotidiana que incluye la frustración, el estrés, la ansiedad y las preocupaciones, y más nos acercaremos al ser superior y su capacidad de amar.

A medida que conseguimos una perspectiva más amplia de la vida y nuestro lugar en el mundo, aumenta la percepción y valoración del amor que existe en nuestro interior. Entonces, descubrimos que ya poseemos ese don precioso que es todo belleza,

Existen muchas maneras de contactar con nuestro ser superior, y cuanto más avanzamos en este camino más fácil nos resulta alcanzar niveles cada vez más elevados de espiritualidad. Por esta razón, en este libro intento ayudarle a descubrir las técnicas de meditación y visualización que le permitirán abrir su mente y su corazón.

Brian Weiss.