Asi seras mas feliz, Enamorate de ti, PDF – Walter Riso

Si te amas a ti mismo seguro los demás también te amaran,
tiene mucha razón el que dijo la frase: “El primer amor debe ser el propio”, ¿de qué otra manera podremos ser felices? ¡Autoestima! luego de pasar por alguna desilusión y recuperarnos es que entendemos muchas cosas, lastima que tengamos que sufrir para aprender.

Amor propio, Enamorate

Algo extremadamente importante en nuestra vida, Aquello que nos define y nos adapta a una sociedad, que permite que tengamos tranquilidad o no, es la “autoestima”.

Una baja auto estima puede ocasionar una infelicidad permanente en la vida de cualquier persona.

Desde muy pequeños nos inculcan hábitos que tienen que ver con nuestra parte externa, pero poco se enseña sobre la parte psicológica, aquella que tiene que ver con el amor propio, la “auto estima”,. la misma que nos define para que seamos personas útiles a una sociedad.

La propuesta de este libro,” Enamórate de ti”, de,” Walter Riso”, es a la vez simple y compleja: enamórate de ti, sé valiente, comienza el romance contigo mismo, en un yo sostenido que te haga cada día más feliz y más resistente a los embates de la vida cotidiana.

Una buena autoestima, quererse profundamente, incrementa las emociones positivas. Además, entre otras cosas, permite alcanzar mayor eficacia en las tareas, mejorar las relaciones con las personas, establecer un vínculo más equilibrado con los demás y ganar en independencia y autonomía. Daremos una serie de definiciones de la autoestima:

  • La capacidad que tiene la persona de valorarse, amarse, apreciarse aceptarse a sí mismo.
  • El conjunto de las actitudes del individuo hacia mismo (burns).
  • Es la percepción evaluativa de uno mismo.
  • Conozco una sola definición de la felicidad: ser un buen amigo de si mismo” (P.Solignac).
  • Es el amor que cada persona tiene de si mismo.

La autoestima está relacionada con muchas formas de conducta, las personas con una autoestima elevada suelen reportar menos emociones agresivas, negativas y menos depresión que las personas con una autoestima baja. De modo similar, las personas con una autoestima elevada pueden manejar mejor el estrés y cuando son expuestas al mismo, experimentan menos efectos negativos en la salud.

La época importante para el desarrollo de la autoestima es la infancia intermedia. El niño, aquí, compara su yo real con su yo ideal y se juzga a sí mismo por la manera en que alcanza los patrones sociales y las expectativas que se ha formado de sí mismo y de qué tan bien se desempeña.

Anuncios

Consecuencia del desamor, Amar Sin Condiciones, PDF – Louise Hay

El amor propio, Amor incondicional, El amor al prójimo

¿Como puede una persona brindar amor si el mismo no se ama? a diario veo a la gente desapreciando su vida, no se aceptan como son. viven en un completo desamor.

Es hora de que vivamos y practiquemos el amor incondicional”. este libro de “Louise Hay “Amar Sin Condiciones” nos dejara una lección maravillosa de como lograrlo.

Nos preguntamos cómo podemos aceptar todas las cosas difíciles que nos ocurren en la vida. Esas cosas nos suceden porque practicamos el desamor hacia nosotros mismos y nos juzgamos.

Cuando, como individuos, nos tratemos con amor incondicional, no habrá experiencias negativas. No las crearemos. Podemos aprender a aceptar a los demás sin ponerles condiciones, dejándolos ser como son, aprendiendo de sus experiencias al mismo tiempo que aprendemos de las nuestras, amándolos a medida que aprenden a amarse a sí mismos. Si todos practicáramos el amor incondicional tanto como nos fuera posible, estoy segura de que en dos generaciones podríamos transformar este planeta en un lugar lleno de amor y seguro para vivir.

De una u otra forma todos sufrimos de la falta de amor incondicional, algunos desde que nacimos. Si cuando éramos niños rara vez se nos permitió amarnos y respetarnos a nosotros mismos, es muy probable que ahora nos neguemos ese amor.

Si se nos educó en la idea de que éramos poco dignos de cariño, entonces a menudo optamos por tratarnos como a personas despreciables, y expresamos esta indignidad de muchas formas, por ejemplo, convirtiéndonos en drogadictos para no pensar, y castigando así nuestro cuerpo a diario.