Dandole espacio a la luz, Meditación, PDF – Brian Weiss

La meditación es el arte o la técnica de acallar la mente para que se silencie la interminable charla que, por regla general, llena nuestra conciencia.

En la calma de la mente silenciosa, la persona que medita se convierte, primero, en un observador, después alcanza cierto grado de desapego y, al final, percibe un estado de conciencia superior.

Las tensiones del mundo actual se inmiscuyen constantemente en nuestra vida diaria. Incluso los momentos de relax y placer son cada vez más breves conforme las presiones y las exigencias del mundo exterior aumentan y nos sentimos más agobiados.

Ante esta avalancha de estrés, el cuerpo físico funciona en un estado acelerado de alerta la conocida reacción de lucha o huida y desencadena una sucesión de reacciones fisiológicas. El miedo, que es una dolencia muy común hoy en día, también activa alarmas internas que nos obligan a protegernos.

De este modo, cada vez resulta más difícil conectar con nuestro ser interior y recordar nuestra verdadera naturaleza espiritual. Por suerte, la práctica de la meditación nos ayuda a clarificar la mente y nos libera de las tensiones, los pensamientos persistentes los episodios y llamadas del mundo exterior que perturban nuestra mente consciente.

La meditación nos ayuda a percibir, con mayor claridad, lo que es verdaderamente importante. Aunque sus beneficios se extienden mucho más allá del propio estado meditativo, no debemos olvidar que la meditación es, en sí misma, muy beneficiosa.

Cuanto más profundo sea el estado de meditación que logremos, más nos alejaremos de la conciencia cotidiana que incluye la frustración, el estrés, la ansiedad y las preocupaciones, y más nos acercaremos al ser superior y su capacidad de amar.

A medida que conseguimos una perspectiva más amplia de la vida y nuestro lugar en el mundo, aumenta la percepción y valoración del amor que existe en nuestro interior. Entonces, descubrimos que ya poseemos ese don precioso que es todo belleza,

Existen muchas maneras de contactar con nuestro ser superior, y cuanto más avanzamos en este camino más fácil nos resulta alcanzar niveles cada vez más elevados de espiritualidad. Por esta razón, en este libro intento ayudarle a descubrir las técnicas de meditación y visualización que le permitirán abrir su mente y su corazón.

Brian Weiss.

Anuncios

La sencillez te hace grande, El libro del ego, PDF – Osho

Eliminación del ego, El orgullo, Orgullo el ego

Lo sencillo no supone un reto para el ego del ser humano; lo difícil sí es un reto, y lo imposible un reto de verdad. Se puede saber hasta qué punto deseas un ego grande por el reto que hayas aceptado, por tu ambición: es mensurable; pero lo sencillo carece de atractivo para el ego, supone la muerte del ego.

El hombre ha elegido las complejidades incluso donde no hay necesidad de complejidad, por la sencilla razón de que con ella puede seguir desarrollando y fortaleciendo su ego. Se hace cada día más importante en la política, la religión, la sociedad, en todo.

Toda la psicología está orientada a fortalecer el ego. Incluso esos idiotas de psicólogos se empeñan en que la persona necesita un ego fuerte, y por eso la educación es un programa para fomentar la ambición mediante castigos y premios, para llevarte por un determinado camino. Tus padres esperan demasiado de ti desde el principio.

Los padres te condicionan desde el principio para que, a menos que demuestres tu valía, seas un inútil. Al hombre sencillo se le considera un simplón. El hombre sencillo no ha sido hasta ahora el objetivo de la sociedad humana. Y el hombre sencillo no puede ser el objetivo, porque nacemos sencillos.

Todo niño es sencillo, como una pizarra en blanco. Después, los padres empiezan a escribir en esa pizarra lo que debe ser el niño con el tiempo. Después los profesores, los sacerdotes, los dirigentes, Todos se empeñan en que seas alguien, porque si no, habrás malgastado tu vida.

Y resulta que es justo lo contrario. Eres un ser. No necesitas convertirte en otro. En eso consiste la sencillez: seguir a gusto con nuestro propio ser y no iniciar el interminable camino de convertirse en otro.

Osho.


Cuando El Calzado Es Cómodo… Te Olvidas Del Pie, PDF – Osho

Calzado ortopédico, Meditación, Esoterismo

El ser humano tiene cierta tendencia a criticar y a buscar lo malo en los demás, parece que fuera algo natural, como si las desgracias ajenas les causaran cierto grado de satisfacción.

Si analizamos la vida de varios personajes importantes, siempre vamos a encontrar, admiradores y detractores, ¿quien tiene a la humanidad contenta?, nadie, en lo absoluto.

Osho para muchos fue importante para el desarrollo de la conciencia humana, Ha inspirado la esencia de cuanto es significativo en la búsqueda espiritual del hombre moderno, pero no falto quien lo hiciera ver como lo peor, se encuentran artículos extensos sobre la supuesta maldad de este personaje.

Debemos madurar, ser receptores de lo bueno, de lo que aporta algo positivo, de “Osho” vamos a aprovechar todo el material que dejo, libros con muy buenos mensajes, y vamos a ignorar las cosas malas. nada nos consta.

Con una serie de cuentos y anécdotas ilustra varias enseñanzas, que ayudan a esclarecer ciertas actitudes en el comportamiento humano, aporta detalles concretos para erradicar aspectos negativos, Osho toma como referencia el tao representado por Chuang Tzu y de forma clara y concreta nos ilustra sobre esta doctrina.

Un niño vive de manera natural: es total. No hace ningún esfuerzo, porque realizar un esfuerzo significa luchar contra uno mismo. Una parte de ti está a favor y otra parte en contra, de ahí proviene el esfuerzo.

En este mundo se puede conseguir mucho a través del esfuerzo porque el esfuerzo es agresión, el esfuerzo es violencia, el esfuerzo es competición. Pero en el otro mundo no se puede lograr nada a través del esfuerzo, y quienes empiezan mediante el esfuerzo acaban también por
dejarlo.

Recordad: no existen verdades absolutas, cada verdad es individual, es vuestra verdad. No existe la verdad como objetividad. Vuestra verdad puede que no lo sea para mí, y la mía puede que no lo sea para vosotros, porque la verdad no es objetiva. Soy yo el que está implícito en ella; mi verdad me significa a mí, y la vuestra a vosotros. Osho.

Quietud y calma, El libro de la serenidad, PDF – Ramiro A. Calle

Que bueno vivir tranquilo, calmado, gozando esa paz que tanto deseamos. Publicamos libros con la esperanza que las personas encuentren respuestas, talvez hace tiempo las están buscando…

Lucidez de la mente, Meditación, Quietud espiritual, Sanidad

Introducción.

El más fantástico reto del ser humano es vivir más despierto. El desafío más colosal, hallar la paz interior. El logro más provechoso, la claridad mental.

El sosiego conduce a la lucidez de la mente; la lucidez de la mente desemboca en el sosiego. Éste es una energía que no se halla sino en nuestro interior. Quietud es el verdadero reposo; el auténtico descanso es la quietud. Es lo que nos renueva, recentra, armoniza y sana.

Lucidez y sosiego son los dos puntales de la clara comprensión, aquella que carece de pantallas y filtros mentales, hace la visión más libre y con más brillo, vitalidad e intensidad, sin enmascararla tras deseos o antipatías.

Esa mirada despejada y no condicionada es la que permite el aprendizaje a cada instante, porque no remolca los esquemas, frustraciones y experiencias del pasado. Resulta capaz de transformar interiormente a la persona, ya que le permite liberarse del surco repetitivo de conciencia en el que ha estado inmersa.

Es una visión sin interferencias, que invita a evolucionar y convierte el devenir cotidiano en un ejercicio de auto conocimiento y madurez.

Mientras no seamos capaces de ir superando los movimientos automáticos de nuestra psique que nos incitan a la avidez y alodio, no resultará fácil conectar con nuestro espacio interior de quietud.

Tenemos que aprender a afirmamos sólidamente en una conciencia más equilibrada para reconducir la energía no sólo hacia fuera, sino también al testigo de la mente, a fin de no dejarnos envolver y obsesionar por lo que nos place o lo que nos disgusta…