Método fácil y rápido para ser poeta, PDF – jaime jaramillo escobar

Según el pensamiento de muchas personas en esta vida se nace y no se hace, ¡todos nacemos con talentos que se despiertan en alguna etapa de nuestra vida! tal ves alguna chispa de inspiración haga salir con fuerza todo el talento que esta en el corazón, a la espera de ser liberado cuán genio de la lampara.

El Método fácil y rápido para ser poeta es un manual progresivo de iniciación, originado en el Taller de Poesía que funciona desde 1985 en la Biblioteca Pública Piloto de Medellín, con el auspicio de la Subgerencia Cultural del Banco de la República, a cargo del doctor Darío Jaramillo Agudelo.

Este volumen incluye cincuenta capítulos en desorden lógico, o en riguroso desorden.

Una de las primeras cosas que se proponen averiguar quienes asisten a un taller de poesía, es ésa: si son poetas. Lo saben intuitivamente, pero desean confirmarlo.

En el taller, el buen poeta se reconoce por sus malos versos. Porque esos malos versos iniciales, si carecen de profundidad y sabiduría, rebosan en cambio de superficialidad. Al mirar la belleza exterior del mundo con atención, asombro y goce, anuncia cuál será la maravilla de su visión cuando las cosas se le revelen en su más esencial significado.

El artista no se siente diferente. La sociedad lo diferencia. En cierto momento, hacia la adolescencia, le da un codazo y le dice: –Usted no es de los nuestros. Y él se queda con ese codazo doliéndole en las
costillas.

El poeta es un ser dual. Lo extraído de opuestas fuentes es lo que da a la poesía ese sabor particular no definido que la hace a la vez tan clara y misteriosa como el agua y le confiere el poder de embriagar.

Elegir la poesía es decidirse contra el sentido común. No resulta práctico. Pero tiene la particularidad de que se vence después de muerto, como el Cid.

DESCARGAR

Anuncios

Selección poética, Guillaume Apollinaire, PDF, descargable

Guillaume Apollinaire: fue un poeta genial para muchos y violentamente criticado por otros. Cantaba al amor con sensualidad y lirismo, amante de la libertad y de la vida, encendido cantor de la guerra, punta de lanza de la vanguardia poética y artística, y en ocasiones defensor de los valores tradicionales.

Educado en Mónaco y en el sur de Francia, destacó muy pronto por sus conocimientos de poesía moderna y por su carácter inconformista y rebelde, lo que no le impedía obtener las mejores calificaciones en sus estudios.

Lector infatigable, su carácter se vio marcado por la vida nómada que llevaba con su aventurera madre.

Su prestigio y su influencia alcanzaron el punto más alto. Colaboraba en las principales revistas de vanguardia. Soñaba con un humanismo fundado en el conocimiento del pasado y el pleno acuerdo entre la poesía y la ciencia.

50 poemas de amor colombianos, PDF – editado por: Ángel Antonio García

En este hermoso país, COLOMBIA ;encontramos una invaluable riqueza, recursos hídricos, minerales, gente amable y talentosa, a pesar de las dificultades sigue siendo uno de los países mas felices del mundo.

Poesía colombiana, poetas colombianos

En esta selección hay 50 asedios poéticos al amor y al ser amado. Es una mínima e incompleta muestra de la poesía amorosa nacional a lo largo de los años, con todas las omisiones a que obliga la cifra. Se incluyen poemas ya clásicos como el Nocturno de Silva y A solas, de Ismael Enrique Arciniegas, otros de autores que sin duda pertenecen al canon, pero también hay una pequeña cuota de poetas menores y poemas casi desconocidos. Pero de igual manera hermosos y profundos.

DESCARGAR

Poesías Sueltas, PDF – Leandro Fernández de Moratín

SONETO
LA DESPEDIDA


Nací de honesta madre; diome el cielo
fácil ingenio en gracias afluente;
dirigir supo el animo inocente
a la virtud, el paternal desvelo.
Con sabio estudio, infatigable anhelo,
pude adquirir coronas a mi frente;
la corva escena resonó en frecuente
aplauso, alzando de mi nombre el vuelo.
Dócil, veraz, de muchos ofendido,
de ninguno ofensor, las musas bellas
mi pasión fueron, el honor mi guía.
Pero si así las leyes atropellas,
si para ti los méritos han sido
culpas; adiós, ingrata patria mía.

Poesías Sueltas de Cervantes, PDF – Miguel de Cervantes Saavedra

Soneto de Miguel de Cervantes a la reina Doña Isabel II

Serenísima reina, en quien se halla
lo que Dios pudo dar a un ser humano;
amparo universal del ser cristiano,
de quien la santa fama nunca calla;
arma feliz, de cuya fina malla
se viste el gran Felipe soberano,
ínclito rey del ancho suelo hispano
a quien Fortuna y Mundo se avasalla:
¿cuál ingenio podría aventurarse
a pregonar el bien que estás mostrando,
si ya en divino viese convertirse?
Que, en ser mortal, habrá de acobardarse,
y así, le va mejor sentir callando
aquello que es difícil de decirse.

El olvido está lleno de memoria, PDF – Mario Benedetti

Para hablar de un libro como estos se necesita inspiración, el mundo moderno nos ha cambiado, el lenguaje se ha modificado de manera notoria.

las palabras ahora son superficiales, carecen de profundidad, benditos poetas que nos han dejado tesoros invaluables, palabras llenas de encanto, evidencia de una imaginación creativa.

La poesía de Benedetti es una crítica de la sociedad y de la vida impartida según dos espacios temáticos, el amor como programación solidaria de la existencia y la historia como experiencia moral.

J. M. Caballero Bonald.

Desolación, PDF – Gabriela Mistral

Con el Premio Nobel, Gabriela Mistral alcanzó en 1945 una consagración literaria que hasta el presente no ha logrado ningún otro escritor hispanoamericano. Así, la que fuera humilde maestra de escuela, se vio lanzada de improviso a la fama universal.

La primera, aquella que hizo su renombre americano, Desolación, apareció por primera vez en los Estados Unidos gracias a Federico
de Onís; al año siguiente, el libro fue publicado en Chile, y desde entonces ha sido reimpreso muchas veces.

Las ediciones de sus obras se multiplicaron en varios idiomas y, más aún que antes, diarios y revistas se disputaron el honor de publicar los escritos de la ilustre poetisa. Sin embargo, ésta nunca se preocupó realmente de la suerte de sus obras.

En la práctica, no obstante, siempre resultaba difícil hallarlo en las librerías de nuestro país, de cuyo acervo cultural forma parte inalienable. Con Desolación, la poesía de Gabriela Mistral alcanza sus más altas cimas y su expresión más característica y penetrante.

Por todo esto, fue con su publicación con que en 1954 iniciamos la edición de sus Obras Selectas, empresa que hasta entonces no se había acometido.

La urgencia y necesidad de ella quedó pronto en evidencia obligándonos, hoy, a editar una vez más Desolación.