Milagros, Vidas pasadas

La conciencia de que tenemos múltiples vidas, separadas por paréntesis espirituales en el otro lado, ayuda a disolver el miedo a la muerte y a llevar más paz y dicha al momento presente.

A veces, la mera evocación de traumas en vidas pasadas desemboca en percepciones y curaciones increíbles. Esta es la vía rápida.

Quienes no han tenido ningún recuerdo de vidas pasadas pueden llegar a
comprender y a tener una perspectiva mejorada presenciando o leyendo sobre las experiencias de otros.

Una identificación empática puede ser un poderoso estímulo transformador. Esta es una ruta alternativa, en la que la dirección del progreso es más importante que la velocidad. A la larga, alcanzaremos un estado de conciencia iluminada.

El tesoro del libro reside en las historias cuidadosamente cultivadas y cosechadas por lectores y participantes en talleres durante los últimos veintitrés años. Compartidas aquí, las experiencias subyacen a todo aquello sobre lo que he escrito y dado clases y lo honran.

En miles de voces, estas historias validan no solo los fenómenos de las regresiones a vidas pasadas sino la totalidad del universo psicoespiritual.

Leeremos sobre almas y almas gemelas, sobre la vida después de la
muerte, sobre vidas presentes completamente transformadas por encuentros con el pasado.

Las historias tienen en común el modo en que la mente y el cuerpo se pueden curar de manera profunda y permanente. Explican cómo la pena se puede transformar en consuelo y esperanza, y cómo el mundo espiritual impregna y enriquece nuestro mundo físico en todo momento.

Brian Weiss.

El ser humano a tenido una tarea difícil y costosa. Para nuestro CREADOR fue todo muy fácil; lo hizo todo con tal perfección que al ser humano le ha tomado generaciones enteras descubrir funcionamientos básicos del organismo.

Estudio del cerebro, Poder del cerebro

¿Qué sabemos en realidad sobre el cerebro humano? En las décadas de los setenta y los ochenta, cuando los autores de este libro estaban estudiando, la respuesta más sincera era muy poco.

Por aquel entonces circulaba un dicho: Estudiar el cerebro es como colocar un fonendoscopio fuera del Astrodome para aprender las reglas del fútbol.

Tu cerebro contiene alrededor de cien mil millones de células nerviosas que
establecen un billón, o quizá incluso un trillón, de conexiones llamadas sinapsis. Estas conexiones están en un constante estado de remodelación dinámica en respuesta al mundo que te rodea. Son una minúscula, pero estupenda, maravilla de la naturaleza.

A todo el mundo le asombra el cerebro, que en su día fue apodado el universo de kilo y medio. Y con razón. Tu cerebro no solo interpreta el mundo, lo crea.

Todo lo que ves, oyes, tocas, saboreas y hueles no tendría ninguna de esas cualidades sin el cerebro. Cualquier cosa que experimentes hoy (tu café matutino, el amor que sientes por tu familia, una idea brillante que se te ocurre en el trabajo) ha sido hecha a medida específicamente para ti.

Curación, Espiritualidad, Medicina occidental

Los paradigmas médicos determinan lo que pensamos de nuestro cuerpo.

En el transcurso de los años, la medicina occidental ha identificado espíritus malignos, humores, gérmenes y virus como causas de enfermedad y ha diseñado tratamientos acordes.

A medida que avanzan las tecnologías médicas y aprendemos más
cosas sobre nuestras conexiones cuerpo-mente, nuestros paradigmas médicos van cambiando. Los paradigmas nuevos dan origen a posibilidades nuevas.

En el pasado, se sabía que el campo aural estaba asociado a la salud y la curación, pero de un modo más bien esotérico. El conocimiento del campo era una mezcolanza de observaciones reales, suposiciones y fantasías.

Ahora, a medida que aprendemos más sobre bioenergía en nuestros laboratorios y clínicas, la idea de un campo energético humano que está directamente conectado a nuestra salud se va haciendo más aceptable en el marco del paradigma médico occidental.

Es mucho lo que el lector aprende de este fragmento autobiográfico: aprende lo que hace un ser humano cuando, de pronto, se da cuenta de que no tiene nada que perder excepto su vida desnuda.

A continuación, y con toda rapidez, se urden las estrategias para salvar lo que resta de vida, aun cuando las oportunidades de sobrevivir sean mínimas.

La descripción que hace Frankl de la mezcla de emociones y apatía que se agolpan en la mente es impresionante. Lo primero que acude en nuestro auxilio es una curiosidad, fría y despegada, por nuestro propio destino.

El hambre, la humillación y la sorda cólera ante la injusticia se hacen tolerables a través de las imágenes entrañables de las personas amadas, de la religión, de un tenaz sentido del humor, e incluso de un vislumbrar la belleza estimulante de la naturaleza: un árbol, una puesta de sol.

A diferencia de otros existencialistas europeos, Frankl no es ni pesimista ni anti religioso; antes al contrario, para ser un autor que se enfrenta de lleno a la omnipresencia del sufrimiento y a las fuerzas del mal, adopta un punto de vista sorprendente mente esperanzador sobre la capacidad humana de trascender sus dificultades y descubrir la verdad conveniente y orientadora.

Gordon W. Allport.

Ser empresario es gratificante y tiene además muchas recompensas en finanzas, auto estima, realización personal… Por eso tantos escogemos ese camino.

Pero la gente olvida que no se trata simplemente de tener una visión, crear algo, y luego hacerlo crecer con mucha suerte y algo de inteligencia. ¡Nada más lejos de la verdad!

Los estudios indican que el 50% de todos los nuevos negocios, sucumben antes de un año.

Desde el puesto de perros calientes y la venta de perfumes desde casa, hasta grandes emprendimientos y proyectos multimillonarios. Todos están sujetos a probabilidades similares. ¡Cincuenta y cincuenta!.

Para aprender a ser empresario, se necesitan muchos años analizando y condesando las experiencias de los éxitos, pero sobre todo, de los fracasos. Cuando uno está muy bien, no aprende. Y no aprende porque cree que está haciendo todo bien (aunque no sea cierto). Pero cuando fracasa ¡estudia
hasta el último detalle!.

Mauricio Chaves Mesen.

La ciencia es un conjunto de conocimientos y actividades. Por un lado, es conocimiento adquirido; todo aquello que sabemos acerca de la naturaleza, de los fenómenos que tienen lugar en ella: las observaciones y experimentos realizados, al igual que las teorías producidas que nos permiten ordenar conjuntos de fenómenos y así entenderlos.

La mayor parte de los libros de divulgación, ensayo o historia que se ocupan de la ciencia, tratan de esos apartados de la ciencia, del conocimiento ya adquirido.

Pero la ciencia no se limita a eso, a lo que, con mayor o menor seguridad, sabemos, sino que es también acaso sobre todo búsqueda de soluciones y de problemas nuevos, ideas que se imaginan y que se prueban.

Se trata de un mundo fascinante, en el que el científico siente la aventura y la magia de la búsqueda de lo desconocido; una búsqueda que le obliga a desplegar algo de lo mejor que posee la especie humana: la imaginación. Una imaginación sometida constantemente al control del razonamiento lógico y de la comprobación.

Pocas veces los lectores dispondrán de una ocasión mejor para llegar a saber qué es realmente la ciencia y para hacerse una idea de cuáles son las principales incógnitas a las que se enfrentan en la actualidad los científicos; incógnitas que cuando se despejen acaso muestren la realidad bajo luces completamente diferentes a las que ahora estamos acostumbrados.

José Manuel Sánchez Ron.

Nadie cambia por el hecho de leer un libro, ¡ni de ir al psicólogo! pero se puede lograr, de manera sorprendente, con un poco de esfuerzo diario. Efectivamente, la transformación de uno mismo requiere práctica y esfuerzo.

Pero se trata del aprendizaje más importante de la vida de uno: el pasaporte a una vida mucho mejor, mucho más feliz y plena.

Este libro es una potente herramienta de transformación personal, un completo manual de autoterapia. Está basado en la psicología cognitiva, la conductual y el mindfulness de tercera generación, las formas de terapia más científicas, más contrastadas con estudios.

Con la guía adecuada como este libro todos podemos alcanzar y superar esos resultados. Al final de cada parte se ofrecen ejercicios prácticos. Cualquiera de ellos sirve como práctica diaria. Podemos realizarlos sin un orden fijo, según la preocupación del momento.

Esos ejercicios hacen referencia a las «neuras» típicas de los seres humanos:
trabajar sobre esos aspectos nos hará personas más fuertes en los diferentes ámbitos de la vida.

Rafael Santandreu.

Este libro indaga sobre diferencias y similitudes entre los seres humanos con un objetivo fundamental: enseñar.

La divulgación del conocimiento en medicina es una tarea clave en la prevención de las enfermedades y en la mejora de la calidad de vida.

Más allá de las posibles semejanzas y diferencias biológicas entre los sexos, que deben ser consideradas, estudiadas y debatidas, es la cultura, como bien advierte el libro, la que interactúa con ellas, construyendo en esa relación las ideas que de hombres y mujeres forjamos.

Estar enamorado implica vivir la aventura de saberse en riesgo y, en ese sentido, la mujer amada será siempre única y fatal puesto que, para bien o para mal, cambiará nuestro destino.

Nos toca vivir una época de grandes cambios para la mujer. Después de mucho tiempo de lucha ha obtenido el derecho a ser considerada como un sujeto con deseos a respetar y capacidades que pueden ser inferiores, iguales o superiores a las del hombre, pero que de ningún modo están dadas por la diferencia de género sino por cuestiones subjetivas y personales.

GABRIEL ROLÓN – FACUNDO MANES .

La mentira no es ninguna estrategia, ¡es algo horrible! se puede considerar lo mas bajo en lo que puede caer una persona. Que en un libro aprendas como detectar mentiras es maravilloso. ojala le saquen provecho a estas lecciones.

En muchos casos, la víctima del engaño pasa por alto los errores que comete el embustero, dando la mejor interpretación posible a su comportamiento ambiguo y entrando en connivencia con aquél para mantener el engaño y eludir así las terribles consecuencias que tendría para ella misma sacarlo a la luz.

Un marido engañado por su mujer que hace caso omiso de los signos que delatan el adulterio puede así, al menos, posponer la humillación de quedar al descubierto como cornudo y exponerse a la posibilidad de un divorcio. Aun cuando reconozca para sí la infidelidad de su esposa, quizá coopere en ocultar su engaño para no tener que reconocerlo ante ella o ante los demás. En la medida en que no se hable del asunto, tal vez le quede alguna esperanza, por remota que sea, de haberla juzgado equivocadamente, de que ella no esté envuelta en ningún amorío.

Pero no todas las víctimas se muestran tan bien dispuestas a ser engañadas. A veces, ignorar una mentira o contribuir a su permanencia no trae aparejado ningún beneficio. Hay descubridores de mentiras que sólo se benefician cuando éstas son expuestas, y en tal caso nada pierden.