VIAJE AL FIN DE LA NOCHE, PDF – LOUIS FERDINAND CÉLINE

Viaje al fin de la noche, viaje a estados unidos

Elisabeth Craig era la bailarina americana, nacida en 1902, que Céline había conocido en Ginebra, a finales de 1926 o comienzos de 1927, y con la que vivió en París de 1927 a 1933, en una relación muy libre, interrumpida por las estancias de Elizabeth en los Estados Unidos.

Henri Mahé la describe así: Grandes ojos verde cobalto, Naricilla fina… Una boca rectangular y sensual. Largos cabellos dorados tirando a rojizos en bucles hasta los hombros. (La Brinquebale avec Céline.)

En una de las primeras entrevistas después de la publicación de Viaje al fin de la noche, Céline la cita como uno de sus tres maestros: una bailarina americana que
me ha enseñado todo lo relativo al ritmo, la música y el movimiento .

En junio de 1933, Elisabeth se marchó a los Estados Unidos, temporalmente, pensaba Céline, pero aquella vez no regresó y él aprovechó su viaje a los Estados Unidos en el veranode 1934 para ir a Los Ángeles a intentar convencerlad que volviera a Francia. Pero Elisabeth había decidido romper.

Céline siempre recordó aquel último encuentro, sobre el que carecemos de información segura, como una pesadilla. No cabe duda de que Elisabeth fue la mujer a la que se sintió más unido y que desempeñó, más que ninguna otra, un papel en su vida.

DESCARGAR

Anuncios

Poemas para levantar la autoestima

“Cuando me amé de verdad
Charles Chaplin

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier
circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… Autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi
sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias
verdades. Hoy sé que eso es… Autenticidad.


Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera
diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… Madurez.


Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es
ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar
aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… Respeto.


Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… Amor hacia uno mismo.


Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de
futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… Simplicidad.


Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y,
con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… Humildad.
Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y
de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es
donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama…
Plenitud.


Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede
atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi
corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… Saber vivir!

Virginia Satir

Declaración de autoestima


En todo el mundo no existe nadie
exactamente igual a mí.
Hay personas que tienen algunas partes semejantes a las mías,
pero nadie es exactamente como yo.
Por consiguiente, todo lo que sale de mi es auténticamente mío
porque yo sola lo elegí.
Todo lo mío me pertenece: mi cuerpo, todo lo que hace;
mi mente, con todos sus pensamientos e ideas;
mis ojos, incluyendo todas las imágenes que perciben;
mis sentimientos, cualesquiera que sean: ira, alegría, frustración, amor, decepción, emoción;
mi boca, y todas las palabras que de ella salen, refinadas, dulces, o cortantes,
correctas o incorrectas;
mi voz, fuerte o suave,

y todas mis acciones, sean para otros o para mí.
Soy dueña de mis fantasías,
mis sueños,
mis esperanzas,
mis temores.
Son míos mis triunfos y mis éxitos,
todos mis fracasos y errores.
Puesto que todo lo mío me pertenece,
puedo llegar a conocerme íntimamente.
Al hacerlo, puedo llegar a quererme
y sentir amistad hacia todas mis partes.
Puedo hacer factible
que todo mi ser trabaje en beneficio de mis mejores intereses.
Sé que tengo aspectos que me intrigan
y otros que desconozco.
Pero mientras yo me estime y me quiera,
puedo buscar con valor y optimismo soluciones para las incógnitas
e ir descubriéndome cada vez más.
Como quiera que parezca y suene,
cualquier cosa que diga y haga,
cualquier cosa que piense y sienta en un momento dado,
todo es parte de mí ser.
Esto es real y representa lo que soy en ese momento del tiempo.
A la hora de un examen de conciencia, respecto de lo que he dicho y hecho,
de lo que he pensado y sentido,
algunas cosas resultarán inadecuadas.
Pero puedo descartar lo inapropiado,
conservar lo bueno
e inventar algo nuevo
para lo que haya descartado.
Puedo ver, oír, sentir, decir, y hacer.
tengo los medios para sobrevivir,
para acercarme a los demás,
para ser productiva
y para lograr darle sentido y
orden al mundo de personas y
cosas que me rodean.
Me pertenezco y así puedo construirme.
Yo soy yo y estoy bien.

La mejor receta, La Receta De La Felicidad, PDF – Deepak Chopra

Puede ser que se nos vaya la vida y no logremos encontrar la tan anhelada felicidad, ¡es una probabilidad!

Tanto libro, tanta reflexión, enseñanzas aquí y allá, ¿qué sucede? ¿acaso no hay voluntad de cambio? ¿SOMOS lectores, quizá oidores? de esta manera no avanzaremos hacia nuestro objetivo, ¡SER FELICES!

“Siete principios” para alcanzar la felicidad incluso en los momentos más difíciles. Deepak Chopra ha escrito la receta para alcanzar de forma natural una vida plena, consciente y feliz.

Deepak Chopra destraba con asombrosa simplicidad los secretos del camino a la iluminación y ofrece una guía para alcanzar lo que siempre has soñado: Reconocer la verdadera felicidad Encontrar la auténtica autoestima, la que no depende de factores externos Volver al estado de alegría, paz y plenitud que es tuyo por derecho Concentrarse en el presente y aprender a vivir cabalmente.

Vivir la iluminación; incluso un vistazo fugaz a la unidad de la conciencia puede tener un efecto transformador. Recuerda: la semilla de la felicidad que hay en ti es la clave para sanar el mundo.

Crecimiento espiritual, Las Siete Leyes Espirituales Del Éxito, PDF – Deepak Chopra

El éxito en la vida podría definirse como el crecimiento continuo de la felicidad y la realización progresiva de unas metas dignas.

El éxito es la capacidad de convertir en realidad los deseos fácilmente. No obstante, el éxito, incluyendo la creación de la riqueza, siempre se ha percibido como un proceso que requiere mucho esfuerzo, y que muchas veces se logra a expensas de los demás.

Necesitamos acercarnos de una manera más espiritual al éxito y a la riqueza, que no es otra cosa que el flujo abundante de todas las cosas buenas hacia nosotros. Conociendo y practicando las leyes espirituales, entraremos en armonía con la naturaleza para crear con espontaneidad, alegría y amor.

El éxito tiene muchos aspectos, y la riqueza material es solamente uno de sus componentes. Además, el éxito es una travesía, no un destino en sí. Sucede que la abundancia material, en todas sus manifestaciones, es una de las cosas que nos permite disfrutar más la travesía.

Pero el éxito también se compone de salud, energía, entusiasmo por la vida, realización en las relaciones con los demás, libertad creativa, estabilidad emocional y psicológica, sensación de bienestar y paz.

Pero ni siquiera experimentando todas estas cosas podremos realizarnos, a menos que cultivemos la semilla de la divinidad que llevamos dentro.

Superando malas actitudes, Las Zonas Oscuras De Tu Mente, PDF – Ramiro Calle

¡Estudiar la mente y comprender la manera como influye en nuestra vida es indispensable! solo así podremos emprender acciones que limpien nuestra mente, como resultado: disfrutaremos de una vida equilibrada, donde reina la paz y la armonía.

Mente libre, Desarrollo mental

La mente es el órgano de percepción y cognición. Muchas son sus funciones, entre otras la conciencia, la memoria, la imaginación, el juicio, el discernimiento y las elaboraciones intelectuales.

Como reza la antigua instrucción: La mente es el fundamento de todos los estados. Buda lo cifraba con las siguientes palabras: “La mente es la precursora de todos los estados; la mente es su fundamento y todos ellos son creados por la mente”.

De ahí la importancia que él mismo y todos los grandes maestros de la India que eran, además, magníficos psicólogos prácticos y de la autorrealización le han concedido a la necesidad de armonizar, purificar, gobernar y encauzar de modo consciente la mente que, en tanto no se disciplina, resulta muchas veces indócil, negligente e inductora de estados que provocan la desdicha propia y ajena.